Al considerar como arbitrarias las acciones emprendidas por la Secretaría de Salud en la entidad, en contra de restaurantes, el Grupo Gim anunció que tomará acciones legales en contra de quién o quiénes resulten responsables.

El Grupo Empresarial dijo que entre las medidas consideradas a tomar no se descarta una denuncia penal.

Lo anterior, en reacción a la suspensión de por lo menos un mes al que se hizo acreedor el restaurante La Embajada, en San Pedro.

Grupo Gim señaló que el funcionario no respetó la ley ni los protocolos sanitarios al realizar el operativo en el Main Entrance, donde, además de La Embajada, cerraron otros dos establecimientos.

Durante el operativo, realizado la noche del viernes, De la O y el personal de Salud señalaron que La Embajada excedió el aforo de 50 por ciento permitido como medida de prevención de contagios por la pandemia del Covid-19.

«Sus actas de clausura son en sí mismas una prueba de su ilegalidad y subjetividad, porque no indican el número de mesas ni de clientes que había, ya que no se realizó ningún conteo y tampoco se cotejó con el dictamen de aforo de Protección Civil», detalla el comunicado del grupo empresarial.

Agregó que Protección Civil del Estado determinó que el aforo al 50 por ciento en La Embajada es de 147 clientes.

La noche del viernes, durante la visita del Secretario de Salud, la bitácora operativa del restaurante registró 137 comensales, informó el Grupo Gim.

Por ello exigieron la reapertura inmediata de La Embajada y adelantaron que tomarán acciones legales contra el Secretario de Salud, como lo sería la presentación de una denuncia penal por la suspensión de actividades.

PIDEN PRESENTAR SUS QUEJAS       

Ante las suspensiones que se han realizado por parte de la Subsecretaría de Regulación Sanitaria en Nuevo León, Consuelo Treviño Garza manifestó que todo giro comercial o establecimiento puede inconformarse por la sanción.

Es de señalar que hasta el momento se han suspendido 32 establecimientos, tras 630 revisiones realizadas, con la finalidad de revisar que estén cumpliendo con los protocolos sanitarios.

Lo anterior, lo manifestó la funcionaria estatal luego de que el Grupo Inmobiliario Monterrey se inconformó por la sanción impuesta a uno de sus restaurantes ubicado en San Pedro Garza García.

«Todo giro comercial o todo establecimiento tiene el derecho a inconformarse por alguna sanción», advirtió la funcionaria estatal.

Treviño Garza señaló que ante la inconformidad, se podría revisar el expediente, conforme a las evidencias presentadas por el personal de Regulación Sanitaria, al momento de realizar la revisión.

«Si ese es el sentido de este establecimiento, creo que lo que procede es que se revise el expediente y se revisen las evidencias, y si hay motivo de cancelarla o si procede la suspensión que se le dio, se aplicará la sanción que sea requerida», manifestó.

La funcionaria estatal manifestó que «la gran mayoría de estas suspensiones se debieron a varios tipos de faltas, ya sea superar el aforo permitido, laborar fuera de los horarios y otros por no cumplir con los protocolos sanitarios permitidos».

Lo anterior, de acuerdo al giro que se visitó o personas en espacios cerrados donde se prohíbe el tabaco o fumar.