Tras ser exhibido por las redes sociales y por los medios de información alternativos, Joaquín López-Dóriga dijo que «se equivocó», pero elaboró otras teorías.

El afamado conductor de noticias, Joaquín López-Dóriga, respondió por fin a la tremenda exhibida en redes sociales sobre su teoría de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador estaba simulando la construcción del AIFA.

En su cuenta de Twitter, López-Dóriga tuvo que salir a decir que no se trataba de una simulación lo ocurrido el pasado fin de semana tal y como él había publicado y que hasta el expresidente, Felipe Calderón dio por buena la información.

«CORRECCIÓN: No es un simulador. Pero afirma que «estamos ya en el tren del nuevo aeropuerto Felipe Ángeles» y ese tren no existe. No han comenzado ni a construirlo. Y lo aún no explicado: ¿Por qué desaparece la imagen de dicho aeropuerto de la ventanilla? Pero no va en simulador», dice el conductor.

¿LA CONTROVERSIA O TORPEZA DE LÓPEZ-DÓRIGA?

El conductor se convirtió en tendencia durante todo el lunes por el mensaje en redes en el que señala que el recorrido que el presidente AMLO hizo en las obras del Aeropuerto de Santa Lucía.

Y es que López-Dóriga dijo que «Subieron a @lopezobrador_ en un simulador. Y lo dio como real. Así la #4-T. Y todos felices. El vagón ni se mueve», lo que generó un sin fin de burlas.

VOCERO LE MANDA INDIRECTA A LÓPEZ-DÓRIGA

Y como era de esperar, el Gobierno de México dio su opinión respecto a lo que ocurrió con esta situación y fue el vocero de la presidencia, Jesús Ramírez Cuevas quien en entrevista con Azucena Uresti señaló que “El montaje está en la mente de algunos”.

El vocero presidencial destacó que lo que ocurrió el fin de semana fue “el ridículo de quienes pretenden ser informadores y que desinforman por que no se cercioran ni verifican la información”.

Asimismo destacó que en el video, publicado el domingo pasado, se vio el viaje del presidente por la vía existente del tren de carga, y se utilizó un vagón de supervisión “para hacer el recorrido desde las afueras del aeropuerto hacia el interior, para ver cómo van los trabajos”.