A base de poder ofensivo terrestre, los Potros de Indianapolis frenaron en seco a los Patriotas de Nueva Inglaterra venciéndolos por marcador de 27 a 17.

El Lucas Oil Stadium recibía a unos Patriotas que no conocían la derrota en calidad de visitante, y desde el comienzo del juego se mostró que no les sería nada fácil a los comandados por Bill Belichick.

Los Colts pegaron primero a base de un acarreo de Dulin de 40 yardas que les abrió la puerta para el primer touchdown de la noche.

Después, los equipos especiales hicieron una jugada grande para Indianapolis al bloquear una patada de despeje y convertirlo a 7 puntos más a su favor para ya tener el marcador 14 puntos a 0 en el primer cuarto. 

El segundo cuarto sirvió para aumentar la ventaja a 17 puntos para asi irse al descanso. 

La segunda mitad fue un partido completamente distinto, mostrando una mejor cara a la ofensiva para los visitantes, ya que después de ir perdiendo por 20 puntos llegaron a poner el juego 20 puntos a 17, con dos pases de anotación de Jones a Hunter Henry. 

El poderío terrestre le dio a los Colts la estocada final con un acarreo para Touchdown de 67 yardas de Jonathan Taylor para así matar cualquier aspiración de remontada a los Patriotas que venían de 7 victorias seguidas y de ser el sembrado número 1 de la Americana. 

Con esta derrota Kansas City es el número 1 de la Conferencia América y los Colts se meten de lleno a la pelea por los playoffs.