A bordo de un tráiler, la Navidad llegó ayer por adelantado a los niños del DIF Capullos.

En la Explanada de los Héroes, Saúl «Canelo» Álvarez, acompañado de Santa Claus y el empresario Carlos Bremer, arribó cargado de 5 mil 500 juguetes para los menores del centro infantil.

El gobernador Samuel García Sepúlveda y su esposa Mariana Rodríguez Cantú, titular de la Oficina Amar a Nuevo León, recibieron el donativo que llenó de alegría a los pequeños ahí presentes.

Bicicletas, balones, guantes de box, carritos, muñecas, son parte de los artículos.

«Bienvenido a tu casa: Nuevo León, en serio para todo los que te admiramos es un placer recibirte en este Palacio, pero además que los hagas para este fin noble de ayudar a los niños de Nuevo León, estamos en deuda contigo».

«El que salgas y te pongas los guantes con estos mexicanos que están contra las cuerdas, habla mucho de tu personalidad… llegaste con Santa manejando un camión y trae cinco mil quinientos juguetes para ustedes», refrió el emecista.

Al respecto, el campeón de campeones refrendó su compromiso por quienes menos tienen y más lo necesitan.

Es de destacar que también realiza la entrega de becas y diversas donaciones.

«Siempre dicen que lo que se hace de corazón no necesita un gracias. No necesita un gracias, lo hago de corazón».

«Hago lo que más puedo por la gente que lo necesita, siempre me pongo en sus zapatos porque también ahí estuve».

«Siempre que pueda voy a estar apoyando a niños que lo necesitan», agregó el boxeador número uno de libra por libra.