El presidente recordó que no aprueba este tipo de acciones de culto hacia la personalidad y dijo que no le gustaría que calles, bibliotecas o estatuas llevaran su nombre

El presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció que colocaran una estatua en su honor, en Atlacomulco, Estado de México, pero advirtió que no aprueba este tipo de acciones de culto hacia la personalidad y recordó que no le gustaría que calles, bibliotecas o estatuas llevaran su nombre.

“Mandarle un mensaje a los habitantes de Atlacomulco a los que se organizaron e hicieron una estatua de mi personas: decirles que los quiero mucho, les agradezco mucho por su iniciativa, son mis amigos del alma, porque amor con amor se paga, pero que tomen en cuenta que no me gusta lo que tenga que ver con la vanidad, el culto a la personalidad”, insistió el mandatario en su conferencia matutina de este lunes.

Derriban estatua 

Las declaraciones del presidente se dan luego de que, en los primeros minutos del 2022. La estatua en homenaje al presidente se derribó y decapitó.

Aún se desconoce quién o quiénes fueron los responsables del hecho, pero a través de redes sociales ha comenzado a circular la fotografía de la estatua derribada frente al pedestal en donde se encontraba, además de que ya no tiene la cabeza.