Los manifestantes son choferes de carga pesada que argumentaron retraso en sus pagos semanales.

La construcción de la Presa Libertad sigue envuelta en la polémica, ya que en esta ocasión trabajadores sindicalizados provocaron un paro total de labores; informó MILENIO.

Los inconformes son choferes de carga pesada que argumentaron retraso en sus pagos semanales, además de que no se les han ajustado sus salarios en base al mínimo o la inflación.

Telediario realizó un recorrido por el embalse y se observó completa calma en la zona de construcción.

El reclamo de los trabajadores no es hacia Agua y Drenaje de Monterrey, sino contra la empresa contratista Dycher S.A. de C.V. la cual, presuntamente, se ha retrasado con sus obligaciones salariales.

Datos

Acusan a empresa Dycher S.A. de C.V. CTM y Catem exigen respuesta para regresar a laborar

Aunque no todos los agremiados están inconformes, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem), le solicitaron al resto detener las labores hasta que se solucione el asunto.

Mientras que los sindicalizados detienen el avance en la obra, los empleados foráneos que también trabajan ahí no tienen otra opción más que esperar.

Algunos descansan dentro de sus dormitorios, y otros más reciben indicaciones de labores que van a realizar a futuro.

Aunque se solicitó entrevista con Gilberto Rangel, representante de la empresa encargada de la obra, se negó a dar declaraciones y explicar el estatus de la construcción; informó MILENIO.

Esta es la tercera ocasión en los últimos siete meses en que la construcción del embalse se detiene por diversos motivos.

A finales de julio fueron los ejidatarios del municipio de Linares quienes bloquearon los accesos a la construcción, debido a que esta impide que llegue agua del río Potosí a sus parcelas.

Tras dos días de negociaciones con funcionarios de la administración de Jaime Rodríguez, llegaron a un acuerdo y retiraron el plantón.

Después, del 24 de noviembre del año pasado al 1 de enero se suspendió la obra, pero ahora por una clausura de la Profepa.

Paro de obra

– 26 de julio: Ejidatarios bloquean acceso a la Presa Retraso: 2 días

– 24 de noviembre: Profepa clausura la obra Retraso: 37 días

– 1 de febrero: Sindicatos hacen paro de labores

Retraso: Indefinido

Los 31 días de enero se laboró sin contratiempos, pero inició febrero y los sindicalizados expusieron sus molestias provocando un paro total indefinido.

Actualmente el embalse lleva un avance de construcción del 33 por ciento y se proyecta que estará listo para el siguiente año, aunque las suspensiones podrían provocar un retraso.

Pese a esto, Juan Ignacio Barragán, titular de Agua y Drenaje de Monterrey, ha dicho que la Presa Libertad no abastecerá de agua al área metropolitana, hasta el 2024 o 2025.