En la red social Meta, (antes Facebook) uno de sus principales activos, ha dejado de crecer.

Por primera vez en su historia la plataforma ha registrado un descenso en su número de usuarios diarios activos. Su bajada ha sido muy ligera, ya que ha pasado a 1.930 millones a 1.929 millones, pero aún así marca un cambio de tendencia para la red social, que los accionistas de Meta no han dejado pasar. Así, las acciones de la compañía han bajado nada menos que un 20% en las horas posteriores a la comunicación de sus resultados.

Sigue Meta siendo rentable

Aún así, Meta sigue siendo muy rentable, ya que durante el año pasado consiguió casi 40.000 millones de dólares de beneficios, de los que la mayoría vienen de la publicidad. No obstante, sigue perdiendo dinero en áreas como Reality Labs, la responsable de todo lo relacionado con la realidad virtual y aumentada de la compañía.

Datos generales de la compañía

En los tres últimos meses del año Meta ingresó 33.670 millones de dólares, una cifra que representa una subida interanual del 20%. En el mismo periodo la empresa ha tenido unos ingresos netos de 10.290 millones y unas ganancias de 3,67 dólares por acción. Sus costes y gastos trimestrales llegaron eso sí a los 21.100 millones de dólares, un 38% más. Meta ingresó por publicidad 32.640 millones de dólares, mientras que los ingresos que su división Otros llegaron a los 155 millones de dólares.

Este pasado trimestre ha sido el primero desde que la compañía cambió de nombre.

La presentación de resultados ha tenido otras novedades

Esto, debido a que Meta desveló los resultados divididos en dos segmentos: Familia de apps y Reality Labs. La primera categoría engloba a Facebook, Instagram, Messenger WhatsApp y otros servicios. La segunda se ocupa de todo el hardware, el software y los contenidos relacionados con la realidad aumentada y virtual.

El área de Familia de Apps ingresó 32.794 millones de dólares en el trimestre, y obtuvo unos beneficios de 15.890 millones de dólares. Reality Labs ingresó 877 millones de dólares y tuvo unas pérdidas de 3.300 millones de dólares.

En cuanto a las previsiones para el trimestre en curso, la compañía espera tener unos ingresos de entre 27.000 y 29.000 millones de dólares. El CFO de la compañía, David Wehner, ya ha avisado que esperan que su crecimiento interanual en el primer trimestre de este año resulte afectado por las impresiones y los aumentos de precios.

En concreto, Wehner se ha referido a desafíos como «una mayor competencia por el tiempo de la gente». Es decir, que hay más apps y otros elementos con los que sus usuarios pasan tiempo, restándoselo a Facebook y el resto de las apps de meta. Además, ha señalado a un cambio de interacción en las apps de Facebook que está dando más impulso a funciones como los Reels, que se monetizan a cantidades inferiores que el Feed y las Stories.

A pesar de todo, Mark Zuckerberg, CEO de Meta, sigue pensando que todo va a ir a mejor, ya que apunta que la compañía «tuvo un trimestre sólido, dado que la gente utilizó nuestros productos para estar conectados y las empresas siguieron utilizando nuestros servicios para crecer».

Así, Zuckeberg asegura estar «animado por el progreso que hemos hecho este pasado año en varias áreas de crecimiento importante, como los Reels, el comercio y la realidad virtual, y seguiremos invirtiendo en ellos y en otras prioridades clave en 2022 mientras seguidos en el desarrollo del metaverso».