La empresaria y estrella de la televisión estadounidense, Kim Kardashian, pasó a ser legalmente una mujer soltera el miércoles, casi ocho años después de haberse casado con Kanye West, ahora Ye.

Por medio de una videoconferencia, Kardashian apareció y rindió declaraciones bajo juramento en un tribunal de Los Ángeles.

El juez Steve Cochran le hizo una serie de preguntas que incluyeron «¿es su deseo convertirse en una persona soltera?». Kardashian respondió «sí» a todas. «Concedido», dijo Cochran.

La medida del juez, conocida como bifurcación, permite que una persona en medio de un divorcio complicado pase a ser legalmente soltera mientras se resuelven los asuntos de custodia de hijos y propiedades.

Ye, anteriormente conocido como Kanye West, no asistió ni participó en la audiencia de forma remota.

Otra aprobación fue que el juez también eliminó West del nombre de Kardashian.

Kim Kardashian, de 41 años, solicitó el divorcio hace un año. Dos meses después Ye, de 44 años, presentó su respuesta, en la que coincidía en todos los puntos principales, incluida la custodia de los hijos. No hubo peleas de propiedad porque la pareja tenía un acuerdo prenupcial.

Ninguno discutió la separación públicamente hasta hace poco, cuando Ye comenzó a arremeter contra Kardashian, su familia y su novio, Pete Davidson, en redes sociales. Entre sus quejas dijo que no se le permite tomar decisiones importantes sobre la crianza de sus cuatro hijos y que ha sido excluido de sus fiestas de cumpleaños y otros eventos familiares.