María Elena Ríos lleva más de dos años y medio exigiendo justicia a las autoridades de Oaxaca para que detenga a sus agresores.

La saxofonista oaxaqueña que fue víctima de un ataque con ácido en 2019, María Elena Ríos Ortiz, denunció que su agresor continúa libre.

De acuerdo con la saxofonista, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y el fiscal del estado, Arturo Peimbert, protegen a su agresor.

A través de su cuenta de Twitter Ríos Ortiz pidió a los antes mencionados que dejen de proteger a su agresor.

Y es que, en 2019 se denunció que el exdiputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Antonio Vera Carrizal, ordenó el ataque en su contra; así como su hijo, Juan Antonio Vera Hernández.

Hace dos semanas María Elena Ríos volvió a los escenarios luego de ser el primer caso documentado de un ataque de este tipo en el estado.

“Hoy es un día especial para mí, porque vuelvo a tocar, vuelvo a estar en un escenario. No hay palabras, me siento libre y creo que eso es lo más preciado que existe en la vida, es la libertad”, indicó la saxofonista.

Días antes la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobernador y fiscal de Oaxaca sobre el caso.

La CNDH pidió al gobernador que se disculpe con la víctima y la familia por omisiones en el caso y que se repare el daño.