Ante la inminente pérdida de dos de sus fuentes de abastecimiento, Agua y Drenaje de Monterrey alista una nueva estrategia: cortes de agua programados.

Si bien en su inicio de administración el gobernador Samuel García Sepúlveda descartó esta medida, derivado de la sequía de las presas La Boca y Cerro Prieto, la paraestatal analiza un plan que incluiría la reducción del suministro al máximo por lo menos un día a la semana.

Según el programa denominado «Agua para Todos», los ciudadanos tendrían agua solo seis de siete días,  en un horario de 5:00 a 9:00 horas.

En propuesta que trascendió en redes sociales, la ciudad se dividiría en siete sectores con base a los cuales se determinaría el día con baja presión.

Es de destacar que Presas Cerro Prieto y La Boca tienen sus días contados, por lo que ya no se podrá extraer agua de ellas.

A decir de la paraestatal, del primer embalse solo se podría hacer uso tres semanas más, y mientras que del segundo apenas siete tres días.

El llamado a la población es a reducir al máximo su consumo y cuidar del vital líquido.

Se prevé que este miércoles Juan Ignacio Barragán, titular de AyD, comparta más detalles del planteamiento.