Al considerar que el proyecto para traer agua del río Pánuco se debió hacer desde hace seis años, al ser el que más garantiza el agua para la entidad, priistas de Nuevo León sostuvieron que se debe comenzar a pensar en redireccionar los recursos del estado para concretar éste u otros proyectos que ya se tenían en lista; informó MILENIO.

Tras participar en el programa Cambios con Víctor Martínez, el diputado local del PRI, Javier Caballero Gaona, comentó que, como representante del Congreso local en el consejo de Agua y Drenaje de Monterrey, ya se comenzó a tratar la posibilidad de redireccionar recursos del presupuesto para iniciar el proyecto de la extracción de agua del río Pánuco, o bien otros que ya estaban en lista.

Lo anterior, al alegar que el agua de los pozos someros en la entidad ya se está acabando y se necesita de grandes obras en materia de agua para ya no tener más crisis en el futuro como la que se tiene hoy en día.

“Vemos muchos planes reciclados, porque vienen en el programa hídrico 2050, donde nuevamente está sobre la mesa, no le quieren llamar Monterrey VI porque quizás es tanto como reconocer algo que se debió haber hecho en su momento, hoy le llaman el proyecto del río Pánuco.

“También están las desalinizadoras, también está el proyecto del acueducto Cuchillo II, en fin, creo que todo esto se tendrá que hacer, en el Congreso se ha analizado la posibilidad de la redistribución de algunos recursos que han estado destinándose”, refirió el diputado.

Por su parte, Carlota Vargas, ex funcionaria pública y militante del PRI, criticó a perfiles como Fernando Elizondo y a Eugenio Clariond por oponerse en su momento al proyecto hídrico de Monterrey VI en la gestión del ex gobernador Rodrigo Medina.

Sin embargo, consideró que su oposición no fue de carácter político, sino más bien por una cuestión de desconocimiento del tema.

“Hace seis años debería de haberse hecho Monterrey VI… Yo creo que fue la falta de visión de muchas personas, que confundieron lo político con una cosa tan necesaria como el agua.

“Recuerdo voces muy importantes de gentes que ahorita están calladitas, pero hubo voces muy importantes, Fernando Elizondo, por ejemplo, Eugenio Clariond… Voces con autoridad moral, voces que la gente las escucha, porque es muy importante quién lo dice, y que dijeron: “¡No, eso no es cierto, tenemos asegurada el agua por quién sabe cuántos años!” Y eso no era cierto”, dijo la priista.

Imagen portada: MILENIO