Personal operativo, administrativo y de otras áreas del Cereso están sujetos a investigación tras el motín y fuga de reos ocurridos esta semana.

La Fiscalía General del Estado de Chihuahua cesó a Alejandro Alvarado Téllez, director del Centro de Reinserción Social Número 3 de Ciudad Juárez, quien también, está bajo investigación por el ataque y motín ocurridos el 1 de enero, que dejaron como saldo 17 muertos y 30 reos fugados; reporta MILENIO.

A través de un comunicado, la fiscalía estatal mencionó que personal operativo, administrativo y de otras áreas del Cereso fueron puestos bajo investigación, con el objeto de establecer quién o quiénes están involucrados en el ingreso de objetos prohibidos, omisiones como autoridad penitenciaria y autorizar actos que están fuera de la ley.

Asimismo, la Dirección de Inspección Interna abrió una carpeta de investigación en la que se efectúan labores ministeriales e indagatorias en torno al caso.

En tanto, la Fiscalía de Distrito Zona Norte continúa con los trabajos, diligencias, entrevistas, análisis y estudio de diversa evidencia, a fin de dilucidar los hechos y capturar a los responsables.

Finalmente, la Fiscalía General del Estado precisa que, en breve, dará a conocer el nombre de la persona que asuma la titularidad del Centro Penitenciario, ya que se está en una etapa de revisión de perfiles.

En una conferencia de prensa ofrecida ayer por la tarde, el fiscal general de Chihuahua, Roberto Fierro Duarte, anunció que se iniciaron varias carpetas de investigación por los delitos evasión de presos, motín y homicidio. Afirmó que tanto el director como todo el personal del centro carcelario están bajo investigación.

El nombre de quien quedará al frente del penal se dará a conocer en las siguientes horas.

El domingo pasado un grupo de hombres que portaban armas de fugo y vehículos blindados irrumpió en el centro carcelario para rescatar a Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, apodado El Neto y quien es considerado líder de célula de sicarios autodenominada “Fuerzas Especiales Mexicles” que a su vez es parte de la pandilla “Los Mexicles”.

En total 17 personas fueron asesinadas, 10 eran custodios y siete internos; tres oficiales resultaron heridos y también 10 presos; además se fugaron al menos 30 reos y posteriormente al interior del penal se localizaron 10 celdas VIP, más de 1.7 millones de pesos, armas de fuego de grueso calibre, droga y teléfonos celulares.

Una de esas celdas era ocupada por El Neto.

Imagen portada: Cuartoscuro