Los Denver Nuggets dieron la primera advertencia: quieren ganar su primer campeonato en la NBA. Y lo pueden hacer aún cuando su superestrella Nikola Jokic no comience con el pedal ofensivo a tope. Con el serbio como el orquestador de la ofensiva, los Nuggets le ganaron por 104-93 al Miami Heat, con lo que tomaron la primera ventaja en Las Finales; publicó MILENIO.

El pívot serbio acabó el encuentro con un triple-doble de 27 puntos, 10 rebotes y 14 asistencias (récord en su posición), incluido un primer cuarto en el que apenas concretó una canasta y un par de tiros libres, pero potenció a sus compañeros con seis balones repartidos. Porque no solo es efectivo para disparar, también lo es al mover el balón: fue un impulsor para que Aaron Gordon anotaran 12 de sus 16 puntos en el cuarto inicial; en tanto Jamal Murray fue imparable y lideró en gran parte del juego con un doble-doble 26 puntos y 10 asistencias.

El Heat cedió al cansancio

La carga de actividad le costó a Miami, con solo tuvo tres días de descanso contra los 10 de Denver. Con Jimmy Butler completamente neutralizado (13 puntos y siete rebotes), Bam Adebayo intentó sacar al frente a su equipo, con 26 unidades y 13 rebotes, pero no fue suficiente, aún con el apoyo de Gabe Vincent (19 puntos, con cinco triples); Caleb Martin, considerado para el MVP de las Finales de la Conferencia Este por su actuación ante Boston Celtics, no pudo con la presión y erró en casi todo, con solo una canasta anotada en siete intentos (3 puntos) y Max Struss falló sus nueve triples y se fue con cuenta de cero.

Miami tuvo una ventaja efímera en los primeros minutos, cuando Butler anotó un triple que adelantó por 5-4 a los suyos. Una clavada de Gordon dio la voltereta, recuperada con rapidez por los de Florida gracias a un doble de Adebayo. Pero los tiros libres de Jokic regresaron a los Nuggets al frente, que no volvieron a mirar atrás.

Denver tomó ventaja de doble dígito en los albores del segundo periodo, con un tiro en suspensión de Murray (32-22). Aunque Miami intentó responder, los Nuggets fueron dominantes en la pintura y llegaron a tener una diferencia máxima de 24 puntos.

Imagen portada: Twitter