El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Caderón, dijo este sábado que para un buen servicio en el transporte público es necesario establecer una tarifa que permita proporcionarlo. Descartó, una vez más, la implementación de un “tarifazo”, pero pidió a la ciudadanía a ser más corresponsable con la situación.

“El usuario exige un buen servicio, pero para tener un buen servicio tiene que haber una cuota que genere un buen servicio. No habrá un tarifazo como se ha dicho, nunca ha sido nuestra intención”.

“Queremos que sea en beneficio de una ciudad que crece, que crece mucho y que requiere más camiones todos los días, pero los camiones no son gratis”.

Explicó que bajo el modelo que se plantea, los transportistas por fin serán vigilados e incluso sancionados de no cumplir con los requerimientos establecidos. Mientras que, por otro lado, las cámaras empresariales se comprometieron a escalonar los horarios de trabajo a manera de evitar las grandes colas que se forman tanto en las mañanas a la hora de entrada, como en las noches, en la salida.

El Bronco reconoció que todavía existen algunas diferencias en torno al nuevo plan tarifario que se llevará ante el Consejo Estatal de Transporte y Vialidad. Confió que se solucionarán en los próximos días, para llegar a una propuesta consensuada entre los diferentes actores involucrados.

“Hay todavía algunas diferencias que hasta que no las tengamos resueltas tomaremos una decisión, no tenemos prisa”.

“No podemos tomar una decisión unilateral. Antes de convocar al Consejo tratemos de encontrar un consenso, y ese consenso estriba en que todos estemos de acuerdo, ya tenemos una parte muy avanzada”.

Fotografía: archivo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.