Ante el posible riesgo de que logre fugarse, un juez federal de Nueva York rechazó la petición presentada por Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, de poder salir al menos dos horas por semana al patio de la prisión en la que se mantiene recluido a la espera de recibir su condena.

De acuerdo con lo indicado por el magistrado Brian Cogan, la negativa a la solicitud del exlíder fundador de la organización criminal del Cártel de Sinaloa, fue determinada debido a que el confinamiento en el que se encuentra Guzmán tiene el objetivo de “evitar que escape de la prisión o que ordene cualquier ataque contra individuos que cooperaron con el Gobierno”.

Habría sido en mayo pasado cuando los abogados del ‘Chapo’ pidieron que su representado tuviera un par de horas al aire libre por semana, acceso al resto de encarcelados, tener la posibilidad de comprar seis botellas de agua a la semana y tapones para los oídos para “aliviar el dolor” de oído que sufre y poder conciliar el sueño.

Abogados afirman que Guzmán Loera ha tenido una buena conducta

Guzmán Loera presentó sus peticiones pretextando que, durante su estancia en la cárcel, se ha conducido de forma adecuada y ha mantenido una buena conducta, sin embargo, el juez considera que eso se debe a las estrictas medidas de encarcelamiento en las que se encuentra.

Ante la negativa, la defensa del capo insistió en que la reclusión de su cliente en una celda sin ventanas de una dimensión de 3 x 2,5 metros y con la luz permanentemente encendida “viola la prohibición de la Octava Enmienda de castigos crueles e inusuales, así como las normas fundamentales sobre la decencia humana”.

Estado de reclusión ha causados malestares en “El Chapo”, acusan

De la misma forma, acusaron que la luz de su celda sigue encendida por las noches, lo que provoca que no pueda dormir bien y sufra dolores de cabeza diarios.

Sin embargo, las autoridades insistieron en que el único lugar exterior apto para presos de alto riesgo en el centro en el que se encuentra es un área en una azotea cubierta por una malla de alambre que ya fue escenario de un fallido intento de fuga en 1981 en el que dos reos armados se enfrentaron a unos 100 policías, por lo cual se volvió a negarle la solicitud.

Con información de AP

Foto propiedad de: Isaac Esquivel / Cuartoscuro