A pesar de que se han presentado temperaturas arriba de los 40 grados centígrados, la capacidad de las presas en Nuevo León se encuentra en mejores condiciones que el año pasado durante el mismo periodo, cuando se registraron los niveles más bajos de las últimas dos décadas.

Gerardo Garza González, director de Agua y Drenaje, explicó que la disponibilidad del agua es de 12 meses los siete días de la semana y 24 horas del día, en caso de que dejara de llover. El funcionario estatal dijo que solamente la Presa Cerro Prieto ubicada en el municipio de Linares, Nuevo León ésta por debajo del 50 por ciento de su capacidad.

“Tenemos 60 millones de metros cúbicos más que el año pasado. El Cuchillo está aceptable, está arriba del 75 por ciento. Cerro Prieto es la más crítica en 45 por ciento, pero está exactamente igual que el año pasado. Estamos viendo de qué envase traemos más agua al a ciudad”.

“La Boca está muy por encima del 80 por ciento de llenado. En verano tenemos que meter el acelerador en las operaciones, significa un reto fuerte para la distribución del agua. No sabemos si las temperaturas vayan a estar igual”.

En cuanto a las reservas de agua que tiene el estado aseguró que ésta garantizado el vital líquido para la segunda mitad del 2019, pues recordó que el año pasado no se cumplieron los pronósticos.

“La Comisión Nacional del Agua pronostica 10 por ciento menos de lluvias, pero siguen siendo pronósticos, es relativo. Si el volumen de agua cae distribuido en el año a nosotros no nos sirve, pero si cae puntual como en septiembre, los envases tienen volúmenes aceptables”.

Garza González dijo que han detectado un problema en la Presa de la Boca ubicada en el municipio de Santiago. Agua y Drenaje de Monterrey reveló que por lo menos 100 mil tomas clandestinas o irregulares vacían la presa La Boca al año.

Ante esta situación los usuarios con vivienda nueva dejarán de realizar el contrato del servicio y ahora será el desarrollador que contratará el servicio en masa a través de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda.

“Cuando los desarrolladores vienen a Agua y Drenaje de Monterrey y entregan sus documentos para incorporar un nuevo desarrollo, los contratos vienen y los hace el usuario final individualmente”.

“Estamos evitando ese paso para que a través de la Canadevi podamos tener un contrato ya hecho en volumen con cada uno de los desarrolladores, quitarles ese trámite a los usuarios, que lo haga la persona de vivienda y así poder tener ese medidor de origen en la vivienda”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.