Alrededor de 50 jóvenes en representación a la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR) en Nuevo León, exigieron en la Secretaría de Bienestar del estado la entrega de becas Benito Juárez, esto tras reclamar que han pasado seis meses desde que el presidente asumió el puesto y no han recibido apoyo. Además, anunciaron que se les quitó el apoyo de programa Prospera, así como el programa de Oportunidades.

El objetivo de la aglomeración afuera de la Secretaría del Bienestar, en el Condominio de Acero, es ser escuchados por el gobierno federal a que atienda las demandas de la comunidad estudiantil.

Según el Dirigente Estatal de la FNERRR, Misael Martínez Jaimes, son alrededor de 75 mil estudiantes a nivel nacional los que están censados y adheridos a la organización, de esos 75 mil solamente censaron a 35 mil, y de esos solamente se les dio beca a alrededor de 17 mil jóvenes.

“Estamos hablando que ni el 90 por ciento de los estudiantes que no han recibido una beca. Han sido censados, y a los que ya se les ha entregado una beca se le ha dado mal uso a este apoyo. Tuvimos una audiencia el 23 de mayo y llegamos a dejar una petición que solicitábamos que se integraran en este programa nuestra preparatoria que es la preparatoria Ponciano Arriaga Leija. El día de hoy esperamos a que nos atienda la responsable general de esta dependencia, Judith Díaz, para llegar a acuerdos contundentes y que haya respuesta para los estudiantes, pues ya van seis meses de que la comunidad estudiantil padece de mucho apoyo”.

Algunos jóvenes acudieron en representación diferentes municipios como El Carmen, General Zuazua y Galeana, aunque este movimiento se realizó a nivel nacional. Apenas este miércoles, alrededor de 15 mil estudiantes miembros de la FNERRR realizaron una protesta en las inmediaciones de Secretaría de Gobierno en la Ciudad de México, el cual se replicó en otras entidades como lo fue en Nuevo León.

Martínez Jaimes dijo que se deberían de aplicar estudios para identificar los estudiantes o escuelas que sí merecen participan en el programa de becas para evitar que caiga en manos de personas que no le dan un uso apropiado al recurso.

“Qué lástima y qué tristeza que gobierno federal no haya tomado un parámetro especifico y un poquito más concreto para hacer un estudio socioeconómico para ver qué estudiante necesita la beca y quién no”.

“Para poder entregar un apoyo a las personas del ‘68 y más’ les piden un sinfín de requisitos para ser acreedores de este apoyo, lo mismo se debería de hacer con estos apoyos tanto a la juventud como a la sociedad en general, porque luego le entregamos apoyos a personas que no lo necesitan”.

Asumió que este apoyo no beneficia en gran medida a los estudiantes, sino que también podría ser manipulado como apoyos sociales con fines electorales. De esta forma invitó a la comunidad estudiantil a que se sumen a la lucha de la para “que despierten y que ellos mismos luchen por las carencias y apoyos de sus escuelas”.