Por Francisco Tijerina

@ftijerin

A Jesús Cantú Escalante, con la
admiración y respeto de tantos años

Si usted es de los que se acuesta cantando aquello de Alberto Cortés de “A partir de mañana” o se levanta recordando a Serrat con “Hoy puede ser un gran día”, déjeme le presento la manera perfecta de hacerle trizas sus expectativas y plantearle otra realidad.

Por cuestiones laborales y de disciplina profesional, tengo la obligación de leer diariamente a una muy importante cantidad de plumas en México; hablo de editorialistas y columnistas de peso, que escriben en medios relevantes y cuya opinión se supone es respetada y respetable.

El ejercicio en los últimos meses termina siendo, debo decirlo, una fuerte dosis de depresivo y miedo que llega al terror.

Leer a tantas voces que de manera mayoritaria critican acremente al presidente, sus políticas y decisiones terminan provocando un enorme desasosiego por lo que puede ocurrir en el futuro.

Contrastas con las versiones oficiales y los discursos, sin embargo la duda queda sembrada y la contundencia de los datos, cifras y hechos te hacen dudar.

Soy un mexicano más y quiero sinceramente que le vaya bien al presidente y que sus planes, proyectos y programas funcionen en beneficio de todos, pero no puedo cerrar los ojos ante una realidad planteada por analistas de renombre.

Seguridad, economía, migración, empleo, oportunidades, educación, salud, protección de los más necesitados, son tareas que urgen respuestas; son asignaturas que a diario cuestionan muchas voces críticas y que, a pesar del discurso mañanero, tienen aún enormes huecos por los que se escapa la realidad.

Ojalá que pronto se den resultados y que todo empiece a cambiar, para que el buen talante con el que muchos despertamos se mantenga durante el día y con él sigamos impulsando al país.

El miedo no conoce de partidos o colores, es miedo, el mismo que sentimos antes con otros partidos y otros gobernantes y por el que muchos, pensando que acabaría, votaron por una opción distinta hace un año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.