El presiente Andrés Manuel López Obrador dijo este viernes que la revisión contractual con el sindicato de Pemex terminó con resultados satisfactorios, y en los próximos días el director general de Petróleos Mexicanos dará a conocer a detalle los términos del nuevo acuerdo.

Asimismo, destacó que los ahorros no perjudicarán a los trabajadores con menores percepciones, pues sólo se retiraron prestaciones a altos mandos: “Obtuvimos un ahorro en prestaciones que se otorgaban a dirigentes sindicales, obtuvimos un ahorro de mil 600 millones de pesos”.

Celebró el nuevo contrato colectivo de trabajo con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, al apuntar que se logró mantener las prestaciones de la mayoría de los empleados y generar ahorros.

Los altos mandos aceptaron recortar en 80 por cientos rubros establecidos en el contrato anterior como gastos de comisión y viáticos. Reconoció la voluntad de los dirigentes, pues al fin y al cabo cedieron en conquistas laborales obtenidas en administraciones pasadas: “Se trata de algo que ya habían logrado, que tenía establecido en el contrato y en este caso fueron sensibles y entendieron que ya no es posible mantener esas prestaciones”.

Andrés Manuel López Obrador reveló también que, durante la renegociación del contrato colectivo, la dirigencia planteó aumentar la edad de jubilación, algo que el gobierno no aceptó: “Lo que queremos es que se bajen los privilegios de arriba de los dirigentes, no de los trabajadores”.

Finalmente dijo que en su gobierno ha iniciado una nueva etapa en la relación entre trabajadores y empleadores, con pleno respeto a la democracia y libertad sindical. Ahora, remató, no hay sindicatos paraestatales, charros o blancos, como en el pasado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.