Por José Jaime Ruiz.

Se llame lanzador, pícher o pitcher, Reforma pierde. Su montículo no tiene buena recepción porque los “otros” datos del presidente Andrés Manuel López Obrador los convierte en hit y, pocas veces, base por bolas. Sin llegar a ser fake news, las notas editorializadas de los Junco son más curvas que otra cosa. Fácil de batear. Y sus reporteros y reporteras en la mañanera no tienen la experiencia de los reporteros de Proceso, que pueden diferir, discutir, deliberar.

Sobre los datos del crecimiento y de la recesión, Andrés Manuel les corrigió la plana. Sobre sus declaraciones sobre el incremento de prestaciones a los sindicalizados de Pemex, también. ¿Quién está en contra de las prestaciones a los sindicalizados? Estamos en contra de los privilegios y las prebendas a la clase dorada de los sindicatos. ¿Cómo se llama el sindicato de Reforma, El Norte y Mural? ¿Hay acaso un sindicato? ¿Y si no lo hay? ¿Por qué?

Hay una crítica constante en contra de Andrés Manuel de que está desmantelando los contrapesos, las instituciones que son contrapesos. Es cierto, los está desmantelando, quitándole los manteles largos de privilegios y corrupción, inclusive de ongs que se guardaban sus presupuestos para sus dirigentes y no los repartían a la sociedad. Manteles largos ya no; contrapesos austeros, mejor.

Las reuniones de empresarios con López Obrador demuestran que la “derecha mediática” de los Junco va a la baja. ¿Qué paso con Juan Pardinas y The Resistance, ese grupo que ya no se reunió? Poco, pasó nada. The Resistance, tal parece, la conforman Alejandro Junco de la Vega, y José Antonio “El Diablo” Fernández, de Femsa. ¿Quién más?

El mismo Reforma, a través de sus encuestas, reconoce que no han minado la credibilidad del presidente. Sus notas recientes no “trabajan” en contra de Andrés Manuel sino corrompen la credibilidad del Grupo Reforma. Al querer ser el contrapeso por excelencia de la 4T, los Junco se extravían. Si lo suyo ya no es el periodismo sino la militancia, pierden. Le hace falta catcher que guíe las señales. Cada hit los disminuye.

@ruizjosejaime

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.