La Secretaría de Hacienda y Crédito Público congeló las cuentas de Rosario Robles, quien ocupara dos secretarías de Estado durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018), debido a su posible responsabilidad en el delito de lavado de dinero.

De acuerdo con el portal Aristegui Noticias, la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda también congeló cuentas de Emilio Zebadúa, quien se desempeñó como oficial mayor de la Sedesol y Sedatu mientras Robles Berlanga fue titular de las dependencias.

La UIF investiga a ambos exfuncionarios por su participación en desvíos multimillonarios mediante un entramado que involucra a 11 dependencias federales, una operación conocida como ‘La Estafa Maestra’.

De acuerdo con las investigaciones, Robles habría usado empresas fantasma para otorgar contratos falsos a universidades públicas de varios estados del país, a fin de desviar recursos a campañas políticas.

Robles deberá comparecer ante un juez el 8 de agosto

Por otro lado, la Fiscalía General de la República ha solicitado a un juez que convoque a audiencia a Rosario Robles Berlanga para responder a acusaciones de ejercicio indebido del servicio público.

La exsecretaria deberá comparecer el jueves 8 de agosto a las 11:00 horas, pero difícilmente pisaría la cárcel aun si fuera vinculada a proceso, ya que el delito del que se le acusa no amerita prisión preventiva oficiosa.

En caso de resultar culpable de ejercicio indebido del servicio público, enfrentaría una condena de entre dos y siete años en prisión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.