El Libramiento Noroeste nuevamente se tiñó de rojo, al registrarse un choque múltiple e incendio entre un tráiler y un vehículo, donde una persona murió calcinada y tres más resultaron con graves heridas. Tanto la víctima como los heridos sufrieron quemaduras de primer y tercer grado, al terminar atrapados dentro de sus vehículos que se incendiaron.

Protección Civil del Estado informó que el siniestro se reportó a las 15:30 horas del domingo, en el kilómetro 16 del Libramiento Noroeste, a la altura del puente de la Colonia Paraje San José. Al momento del percance, los dos vehículos circulaban a exceso de velocidad, por los carriles que conducen de Apodaca a Santa Catarina.

El presunto responsable identificado como Francisco Israel Moreno Olivares, de 33 años, conductor de un tráiler de la marca Kenworth, que resultó lesionado en el impacto. También resultó lesionado con quemaduras Salomón Moreno Olivares, hermano del trailero, así como un tercer herido que no fue identificado en el lugar. Los tres fueron llevados de urgencia en las ambulancias al Hospital Universitario, donde Francisco Israel fue reportado como grave debido a las quemaduras.

De acuerdo con las primeras investigaciones del accidente, el operador del vehículo pesado conducía en aparente estado de ebriedad se desplazaba por el Libramiento Noroeste en dirección a Escobedo. Se dijo que el conductor del tráiler dormitó al volante, por lo que brincó el camellón central quedando en los carriles contrarios, estrellándose contra la camioneta.

Tras el fuerte impacto, los dos vehículos se incendiaron donde los ocupantes del tráiler fueron sacados de entre las llamas. El tercer lesionado que esta como No Identificado, sería una persona que ayudó a sacar a los hermanos.

Las personas que ayudaron a rescatar a los ocupantes del tráiler ya no pudieron hacer por el único tripulante de la camioneta, quien pereció calcinado. En pocos minutos el fuego se extendió hacia los automóviles, donde sus ocupantes estaban prensados.

La circulación fue cerrada por completo, para permitir a los elementos de Bomberos de Nuevo León trabajar para sofocar las llamas en las unidades. Posteriormente llegó personal de Servicios Periciales, para iniciar las investigaciones del caso, mientras los restos del conductor fueron llevados al anfiteatro del Hospital Universitario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.