No son anarquistas, sino conservadores los que, este jueves 15 de noviembre, vandalizaron a la Universidad Nacional Autónoma de México, aseguró Claudia Sheinbaum. La jefa de Gobierno de la CDMX condenó los actos vandálicos y consideró que el objetivo era que la policía capitalina “ingresara al campus universitario violando su autonomía”.

Luego de manifestaciones y paros en la UNAM, entre 20 y 30 personas con los rostros cubiertos atacaron las instalaciones de la Torre de Rectoría, donde arriaron y quemaron la bandera de México.

Además, cometieron actos vandálicos en la librería Henrique González Casanova en Ciudad Universitaria.

No tienen nada de anarquistas

Para Sheinbaum Pardo la violencia ejercida en Ciudad Universitaria o “no tienen nada de anarquistas, pues es un conservadurismo total”, sino que el fin era que la Policía capitalina ingresara a dicha institución.

Al cuestionar sobre “¿qué mexicano quema su bandera?, ¿qué mexicano rompe su bandera?”, la mandataria local aclaró que su administración tiene un respeto total a la máxima casa de estudios y no ingresarán uniformados: “Eso nada tiene qué ver con grupos anarquistas o grupos radicales, estos son grupos totalmente conservadores”.

Asimismo, Claudia Sheinbaum recordó que en la explanada de la Torre de Rectoría se realizó una movilización en contra de la violencia de género y cuando terminó, un grupo de encapuchados realizó actos vandálicos.

Gobierno de CDMX colaborará con la UNAM

El Gobierno de Sheinbaum indicó que colaborará con las autoridades de la UNAM para proceder con las investigaciones correspondientes sobre los actos vandálicos: “Entendemos la protesta social pacífica, pero no así las acciones que vandalizan librerías, rompen la Bandera Mexicana y golpean periodistas”.

Sostuvo que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México colabora con la Fiscalía General de la República, así como con las autoridades y la comunidad universitaria, para atender sus solicitudes y colaborar con las investigaciones conducentes.

Graue inspecciona estado físico de la Torre de Rectoría

En tanto, el rector Enrique Graue llevó a cabo la inspección del estado físico de la Torre de Rectoría y constató el daño al mural de David Alfaro Siqueiros.

Acompañado por el secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí, realizó un recorrido en Ciudad Universitaria u agradeció a los vigilantes y a los elementos de Protección Civil de la casa de estudios por el trabajo de contención realizado durante las agresiones.

La UNAM indicó que la Torre de Rectoría de Ciudad Universitaria sufrió el “embate artero de parte de un comando de delincuentes embozados, armados con varillas, picos y artefactos explosivos” que causaron destrozos al edificio.

Fotografía: Galo Cañas/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.