Sebastián Piñera, presidente de Chile, urgió la aprobación de los proyectos de ley que abordan temas de seguridad, como respuesta a la jornada de protestas de la víspera y la madrugada del miércoles, en la que se reportaron diversos altercados. Piñera habló a la prensa a las afueras del Palacio de La Moneda y destacó que “la violencia está causando un daño que puede ser irreparable”.

Señaló que la violencia “ha significado dolorosas pérdidas de vidas humanas y muchas personas lesionadas” y destacó que “de igual manera está dañando profundamente” la economía, informaron medios locales al dar cuenta del encuentro. Calificó a quienes generan estas acciones como parte de la delincuencia organizada y solicitó que la población condene la violencia “sin ambigüedades”.

Llamó a las cámaras a aprobar las leyes propuestas por su gabinete en el pasado: el proyecto antiencapuchados, proyecto antisaqueos, proyecto antibarricadas y el proyecto con el que las fuerzas armadas protegerán los centros estratégicos.

Durante las manifestaciones ocurridas la tarde de del martes en diversas regiones del país arrestaron a 792 personas y la policía registró al menos 43 saqueos. En redes sociales algunos manifestantes reportaron ataques por parte de los carabineros en contra de los asistentes y la prensa. Una joven perdió un ojo a causa de un cartucho de gas lacrimógeno que los carabineros lanzaron en la comunidad de San Bernardo mientras recorría su trayecto del trabajo a casa.

Los partidos de oposición al gobierno de Piñera hicieron un llamado al cese de la violencia en el país, por medio de una declaración pública firmada por los líderes de cada partido y publicado por internet.

En el documento condenan las violaciones a los derechos humanos y de igual manera han rechazado el incremento de la violencia ocurrida durante las manifestaciones, que “han generado una sensación de desgobierno y terror”.

Desde la tarde de este martes Human Rights Watch emitió un comunicado en el que llama a una reforma policial urgente para evitar atropellos contra los manifestantes, como los que se han registrado en 40 días de protestas.

El ministro de seguridad declaró que las fuerzas policiales locales están rebasadas por las manifestaciones unos días después de que el presidente anunció la reincorporación de más de dos mil elementos que se habían retirado del servicio de carabineros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.