La advertencia que hizo Microsoft a los usuarios de Windows 7 llegó finalmente este 14 de enero. Este sistema operativo dejará de recibir actualizaciones por parte de la compañía tecnológica, aunque continuará funcionando con normalidad en todas las computadoras.

Meses atrás, la empresa de Bill Gates informó que cualquier usuario podría seguir utilizando su computadora con Windows 7. Sin embargo, desde el 14 de enero correrán el riesgo de virus y malware debido a que ya no recibirá actualizaciones de software.

Si alguna persona tiene problemas con este sistema operativo ya no tendrá oportunidad de pedir ayuda especializada, pues el Servicio al Cliente también será deshabilitado. La única manera de evitar un riesgo mayor es actualizar al Windows 10.

La última versión del sistema operativo de Microsoft se utiliza en el 65.4% de los dispositivos a nivel mundial; es decir, más de 900 millones de usuarios trabajan con Windows 10. Por su parte, el 27% continúa ocupando la versión de Windows 7.

Existen algunas soluciones

Microsoft recomienda a sus clientes actualizar el sistema operativo, pero esto tiene un costo de 2 mil 600 pesos por cada dispositivo. La otra opción es comprar una computadora nueva, ya que muchas podrían presentar fallas si son más antiguas a tres años.

El Windows 10 trabaja con nuevas configuraciones que resultan imposibles de reconocer para un dispositivo de más de tres años de antigüedad. Microsoft también ofreció una opción a empresas, aunque estas deberán actualizarse en un lapso no mayor a tres años a partir de enero del 2020.

Fotografía: Pixabay

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.