La participación en las elecciones generales de Israel para elegir un Parlamento que logre formar un gobierno, sorprendió a los analistas, quienes esperaban números bajos por ser la tercera vez que los ciudadanos son consultados y por las noticias del Covid-19.

Hasta las 20:00 horas (22:00 GMT) la participación superaba el 65.5 por ciento, cifra que rebasa a la elección de mayor participación ocurrida en 1999, informó The Times of Israel.

Sólo en el último año, los ciudadanos de Israel han tenido que acudir a las urnas dos ocasiones más, en las que participó el 61.3 por ciento en abril y 63.7 en el proceso de septiembre hasta la misma hora.

Entre las estadísticas publicadas sobre las votaciones informaron que al menos el 80 por ciento de las personas que cumplen condena en las instituciones penitenciarias se presentaron a emitir su decisión sobre sus preferencias partidistas, informó Jerusalem Post.

En el país se instalaron centros de votación especial para aquellos que se encontraban en cuarentena. De los cinco mil 630 votantes registrados para los 16 puntos colocados en la ciudad cuatro mil 73 ya habían emitido su voto en los cierres de casilla.

Se espera que los resultados de la participación aumenten una vez que se cierren todas las casillas y se calcule el total de los votos emitidos, en los que Israel decidirá por los partidos de su preferencia que están encabezados por el Likud, del que Benjamin Netanyahu es líder, contra el partido Blanco y Azul encabezado por Benny Gantz.

Para lograr obtener el cargo de Primer Ministro deberán tener mayoría en el congreso. El caso de Netanyahu resulta particular ya que dentro de dos semanas enfrentará un juicio por corrupción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.