La banca tiene puesto el sartén, la lumbre y el aceite, pero les falta el huevo que son los proyectos del Gobierno Federal para detonar las inversiones, además de dar mayor certidumbre, ya que los empresarios no tienen confianza, aseguró el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera.

En entrevista previa a la 83 Convención Bancaria, el representante del sector señaló que para recobrar la confianza es necesario tener reglas claras y consistentes, que quede definido en dónde quiere invertir el Gobierno Federal y dónde puede invertir la iniciativa privada.

Además de tener en claro los pasos y procesos que hay que seguir para que se autorice un proyecto; así como una aplicación clara, expedita y efectiva del Estado Derecho, de la procuración de justicia y de forma imperiosa: seguridad.

“Tenemos el sartén, tenemos la lumbre prendida, tenemos el aceite echado en el sartén y no tenemos el huevo para cocinar, porque no está la inversión”, afirmó a Notimex, Luis Niño de Rivera.

En este sentido, comentó que la banca tiene en estos momentos un 14 por ciento de su cartera de crédito otorgado a infraestructura, es decir, alrededor de 80 mil millones de pesos, los que pueden echar andar la economía en ciertas regiones de manera relevante.

Sin embargo, aclaró que no son los únicos, ya que las afores tienen 3.6 billones de pesos, los fondos de inversión privado 2.4 billones de pesos y una cantidad indeterminada de interés internacional por venir a México: fondos de inversión, inversionistas particulares y empresas.

“No nos va a faltar dinero, nos están faltando los proyectos, las definiciones claras de parte del Gobierno Federal y el que se pueda echar a andar los proyectos porque tienen que participar y opinar distintas dependencias del GobiernoFederal”, reiteró.

Para el presidente de la ABM, el principal reto de la banca es detonar el crecimiento económico, lo cual es su “tarea número”; segundo es la inclusión financiera, que incluye mayor cobertura vía corresponsales bancarios, donde funcione aplicaciones digitales, donde funcione algunas sucursales, algunos cajeros automáticos y terminales punto de ventas.

Niño de Rivera explicó que el Producto Interno Bruto (PIB) es un promedio de la actividad económica, ya que hay regiones e industrias que sí crecieron en 2019, como los estados de Tlaxcala, Aguascalientes, Querétaro; pero en el sureste, de los nueve estados que hay, siete se contrajeron.

Detalló que, si bien la banca siguió creciendo, ya que el crédito bancario avanzó 2.1 por ciento en términos reales, otras industrias que se contrajeron de manera relevante, entre ellas construcción y en particular la construcción de vivienda un 10 por ciento, no obstante, el crédito hipotecario aumentó 11 por ciento, el crédito automotriz subió 8.0 por ciento.

El representante del sector explicó que esto se debe a que sí creció el salario real, el empleo y la distribución de apoyos está teniendo un efecto en algunas familias y por ellos sienten seguridad y pueden contratar crédito.

“Eso quiere decir que la actividad económica no está parada y hay personas que quieren seguir progresando, no es suficiente, no estamos contentos, la actividad económica en su conjunto debe de crecer mucho más”, afirmó.

Por lo que, consideró, se deben de detonar ciertas actividades que están totalmente contraídas: la inversión fija bruta, el crédito a las empresas, “eso necesitamos activarlo, pero necesitamos proyectos y ahí todavía no estamos a gusto”.

Asimismo, resaltó que la inclusión financiera es una tarea importante, por lo que trabajan en llegar a zonas de la República Mexicana y a sectores que tradicionalmente no habían atendido, con proyectos específicos que los lleven principalmente al sureste mexicano.

Y es que, destacó, se deben de aprovechar las condiciones del sureste y llevar los medios para que se detonen esas condiciones, por ejemplo, las cuencas lecheras en las que trabajan en Veracruz, Tabasco y Chiapas.

Respecto a CoDi, señaló que se fijaron la meta al 31 de diciembre de alcanzar un millón 500 mil aplicaciones en teléfonos inteligentes y llegaron un millón 600 mil, pero hace un mayor número de establecimientos comerciales lo acepte.

“Es nuestra tarea ahora, para llegar a la meta de 18 millones de personas con su App y su CoDi a fines de este año, qué motiva la gente bajar el CoDi: que lo pueda usar y ahí es donde estamos trabajando”, agregó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.