Benny Gantz, el político opositor a Benjamín Netanyahu, fue aprobado hoy por la cámara para formar gobierno previo a una sesión parlamentaria sin precedentes, a la cual acudieron en grupos de tres personas para evitar el contagio del Covid-19.

El presidente Reuven Rivlin le concedió a Gantz la responsabilidad de formar gobierno, con la condición de consolidar un pacto que logre terminar con las disputas entre el partido del político elegido, Azul y Blanco, con el opositor Likud.

Gantz, después de obtener 61 votos de los 120 de la cámara, prometió que conformaría un gobierno que agradara a los «residentes de Judea, Samaria y el pueblo árabe», además, su partido mantiene reuniones con el grupo opositor para concretar una tregua.

El designado por el presidente también aclaró que hará lo posible por mejorar el sistema de salud para prevenir el avance del coronavirus en su país, después de que aseguraran que Netanyahu no quería dejar el poder y culpaba a la responsabilidad contraída por el crecimiento de la enfermedad.

Esta misma tarde juraron los nuevos representantes de la cámara a los que se les solicitó pasar en grupos de tres personas para tomar su juramento y mantenerse a la distancia, de esta manera evitarían al máximo el contagio.

Gantz llamó a los partidos del parlamento a buscar una cura, no sólo para el coronavirus, sino para resanar las diferencias entre los partidos y seguir su camino para mejorar las condiciones de Israel, bajo el liderazgo de su partido.