Cinco cohetes alcanzaron una importante base aérea estadounidense en Afganistán hoy, sin víctimas hasta el momento, dijo la fuerza liderada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El ataque se produce semanas después de que los talibanes y Washington llegaron a un acuerdo sobre la retirada de las tropas internacionales lideradas por Estados Unidos a cambio de cesar las ofensivas.

“Se lanzaron cinco cohetes contra el aeródromo de Bagram esta mañana…No hubieron víctimas”, dijo en Twitter la misión liderada por la OTAN, refiriéndose a la principal base aérea estadounidense en Afganistán, al norte de Kabul.

El Estado Islámico dijo en un comunicado en redes sociales que sus combatientes habían apuntado a una plataforma de aterrizaje de helicópteros en la ciudad situada al noreste de la capital.

Conocido como Estado Islámico Khorasan (ISIS-K), el aliado en la región apareció en Afganistán desde 2014. A partir de el surgimiento, ha incursionado en otras áreas, particularmente en el norte.