Para reforzar las medidas que contrarrestan el contagio del Covid-19 en la entidad, el gobierno de Monterrey intensificó sus acciones para reducir la afectación de la contingencia sanitaria, esto con la regulación de giros comerciales de productos esenciales, y la suspensión de todas las obras públicas y privadas.

Mediante un comunicado, se indicó que solo se permitirá la operación de giros comerciales de bienes o servicios considerados esenciales con base en el acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus.

Alguno de los comercios considerados esenciales consiste en servicios financieros, farmacias, gasolineras, abarrotes y alimentos preparados, supermercados, ferreterías, entre otros.

Mientras tanto, los giros no esenciales deberán permanecer cerrados hasta nuevo aviso, los cuales comprenden venta de ropa, calzado y accesorios, jugueterías, estéticas, tiendas departamentales, artículos de belleza, entre otros.

Por otro lado, se dio a conocer la suspensión de todas las obras públicas y privadas que se encuentren en proceso en el territorio del municipio de Monterrey. Asimismo, se interrumpe la vigencia de cualquier permiso, licencia o autorización emitida para la realización de obras o construcciones, sin embargo, tendrán validez una vez que la autoridad correspondiente determine la reanudación de actividades no esenciales.

También, se destacó que las líneas de transporte de autobuses solo podrán utilizar para sus operaciones la Central de Autobuses de Monterrey; las estaciones ubicadas en otros puntos de la ciudad deberán permanecer cerradas.

“La ejecución de las obras públicas en proceso que representen un riesgo a la seguridad vial o peatonal continuará, debiendo al personal que interviene en las mismas deberá cumplir con las correspondientes medidas de prevención”, señaló el gobierno de Monterrey.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.