Al ser Nuevo León un Estado industrial, la contingencia sanitaria originada por el Covid, ha generado el cierre de empresas, lo cual ha afectado la economía de la entidad y que incluso se piense en el cierre total de muchas de estas.

En el caso de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (Immex) más del 50 por ciento de las empresas han dejado de operar porque se encuentran temporalmente en paro técnico, así lo informo Index Nuevo León.

Lo anterior, quiere decir que solo el 42 por ciento (274) de las empresas asociadas a Index Nuevo León continúan laborando, esto después de que se diera la indicación de que solo las empresas de actividades esenciales pueden seguir con sus labores.

Carlos Alberto Valdez, presidente de Index NL, dijo que en el mes de abril se espera una reducción en las exportaciones de casi un millón 456 mil dólares.

“Hemos estado preparando e informando a nuestros socios sobre las recomendaciones para el cuidado de higiene personal y del entorno laboral, hechas por la Organización Mundial de la Salud, el Gobierno Estatal y Federal Mexicano.

“Además, nuestras mismas empresas socias han colaborado entre ellas, para compartir prácticas internacionales de prevención para enfrentar esta contingencia”, dijo.

El presidente de Index dijo que la extensión de la Jornada Nacional de Sana Distancia podría generar pérdida de clientes y de ventas, por eso hizo un llamado al Gobierno Federal para que apoyará a las empresas ya que la mayoría manejan operaciones a nivel mundial.

Solo en el estado, las empresas con programa Immex aportan el 18 por ciento del empleo permanente ante el IMSS y el 99 por ciento de las exportaciones manufactureras de la entidad.

“Tenemos empresas que tienen un impacto económico importante, porque son parte de empresas internacionales con plantas que han sufrido retrasos en la entrega de sus insumos o una reducción en sus pedidos por clientes”, agregó.

Se salvan de paro empresas de acero, cemento y vidrio en NL

Las industrias más tradicionales e importantes de Nuevo León, la del acero, cemento y vidrio, se salvaron de la suspensión de labores por el Covid-19 y podrán continuar operaciones, por las grandes obras que se ejecutan en el país.

La Secretaría de Salud federal publicó anoche en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una adecuación al acuerdo de actividades sustanciales para incluir a esas tres ramas industriales y librarlas del paro total.

“Aquellas empresas de producción de acero, cemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el Gobierno federal, continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles (Santa Lucía), Corredor Transísmico”, dicta el decreto.

En éste sentido, también pueden operar aquellas que tienen contratos considerados como indispensables para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad.

En el decreto del pasado 31 de marzo, las acereras, cementeras y vidrieras habían sido excluidas de las esenciales ante la contingencia.

Incluso, Cemex, una de las cementeras más grandes del mundo, había informado de la paralización hasta el 30 de abril de sus más de 30 plantas productores en el País, con lo que mandarían a descansar a más de 18 mil trabajadores.

Sin embargo, la empresa regia anunció su reanudación de actividades y sostuvo que lo hará con los protocolos de salud que mantienen un ambiente seguro.

Por su parte, Vitro informó tras el decreto inicial que había reducido operaciones, principalmente de empresas del sector automotriz.

Otras grandes empresas que ahora tendrán actividad esencial y que tienen su base central corporativa en Nuevo León son las siderúrgicas Ternium México, Deacero y ArcelorMittal, así como minera Autlán, por proveer aleaciones para las acereras, y la vidriera Crisa Libbey.

Cabe señalar que, la mayor proveeduría para proyectos gubernamentales recae en el abasto de cemento y acero, pues el vidrio impacta menos en la obra pública.

La Secretaría de Salud puntualizó que las empresas deberán informar a la Secretaría de Economía el número de trabajadores que resulte indispensable regresar a operaciones en un plazo no mayor a 24 horas tras la publicación del decreto.

Cabe destacar que, lo mismo aplica para empresas consideradas necesarias para el mantenimiento, conservación y reparación de infraestructura crítica para servicios indispensable como energía eléctrica, en este caso, el suministro de carbón para las centrales de la CFE.

Llama Gobernador a empresas a cerrar a empresas no esenciales 

Jaime Rodríguez Calderón, Gobernador de Nuevo León hizo un llamado a los empresarios para evitar que sus empresas sigan trabajando si no son esenciales, ya que si enferma alguno de sus trabajadores de Covid-19, podrían enfrentar la clausura del establecimiento y sanciones penales.

“Hacemos un llamado a los empresarios, a las personas que tengan contagio los vamos a sancionar, con una clausura y vamos a aplicar la ley, habrá una sanción de tipo penal, así también a los trabajadores que engañen a la autoridad porque no quieren trabajar y denuncien empresas“, comentó.

Rodríguez Calderón dijo que debe quedar claro que solo podrán trabajar las empresas cuya labor es esencial para la economía y para la sobrevivencia de la población.

Roberto Russildi Montellano, secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León, dijo que la dirección de inspección de la subsecretaría del Trabajo está recibiendo cerca de 500 reportes diarios de empresas que no son esenciales y no les dan medidas preventivas a sus trabajadores.

Las grandes empresas, mencionó son las más responsables.