Investigadores de Estados Unidos dieron a conocer en la revista ‘Nature’ un nuevo estudio mediante el cual identificaron el que sería el primer caso de curación natural del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH), causante del SIDA.

Se trata de una mujer radicada en California, cuyo sistema inmunológico habría sido capaz de eliminar el VIH sin ayuda de medicamentos o trasplante de médula ósea, como ha ocurrido en otros casos.

En un comunicado, investigadores del Instituto Ragon, que reúne a científicos de la Universidad de Harvard, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y el Hospital General de Massachusetts, dieron a conocer el caso de Loreen Willenberg, de 66 años, quien se infectó en 1992 y cuyo organismo combatió por sí solo al virus durante décadas.

Los científicos destacan que nunca han detectado la presencia de ningún genoma intacto del VIH en más de mil 500 células que han analizado de Willenberg.Esto “sugiere que su sistema inmunológico habría erradicado al virus de su organismo de forma natural”.Autores del hallazgo

El comunicado señala que el descubrimiento fue hecho mediante un estudio en el que participó un grupo especial de pacientes infectados con VIH, a quienes denominaron ‘controladores de élite’, debido a que han sido capaces de neutralizar el virus por sí mismos, sin utilizar medicamentos. 

Los científicos secuenciaron miles de millones de células de 64 participantes, así como de 41 personas que tomaban antirretrovirales (ART) para contrarrestar el virus.

Al comparar los resultados, los investigadores notaron que en los controladores de élite, sus depósitos virales, es decir, las copias que tienen del material genético del virus introducido en el genoma de las células infectadas, parecen ser incapaces de reactivarse, lo que no sucedió con los sujetos que tomaban ART.

Los investigadores trazaron un mapa preciso de las ubicaciones de los genomas intactos del VIH en el genoma humano y descubrieron que en los controladores de élite el virus se alojaba en lugares del genoma denominados ‘desiertos de genes’, ya que son partes inactivas del genoma humano.

Xu Yu, líder del equipo de investigación, explicó que en los desiertos de genes el VIH permanece “bloqueado y encerrado”, por lo que no es capaz de replicarse e infectar más células. 

Los científicos plantean que la supresión del virus sería una respuesta inmunológica especial mediada por células T, responsables de eliminar los genomas virales intactos de los sitios del ADN humano donde pueden reproducirse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.