La llegada de la pandemia por el Covid-19 a Nuevo León, terminó con las celebraciones tradicionales, cumpleaños, bodas, peregrinaciones y fiestas patronales, debido a que las autoridades estatales implementaron restricciones, con la finalidad de evitar contagios.

En el mes de mayo se restringieron los festejos del día de la madre, incluso se cerraron los panteones, para evitar aglomeraciones, se limitó la venta de pasteles y los restaurantes sólo podrían brindar servicio a domicilio.

En junio y agosto pasó algo similar, con la ce-lebración del día del padre y de los abuelos, respectivamente.

La Secretaría de Salud del Estado prohibió la realización de peregrinaciones hacia la Basílica de Guadalupe, en la Colonia Independencia, en medio de la pandemia del Covid-19.

Manuel de la O, titular de la dependencia, dijo durante su conferencia de prensa diaria que el tema fue consultado con el Arzobispo Rogelio Cabrera López y el Consejo de Seguridad en Salud.

“Acordamos (en) el Consejo que no van a estar permitidas las peregrinaciones”, indicó. 

“(Ni) las peregrinaciones ni los mercados que se establecen en las iglesias afuera”.

“Son de alto riesgo para que las personas se enfermen, así que no vamos a permitir esos mercados y no vamos a permitir las peregrinaciones”.

Ahora, las celebraciones de Halloween y del día de muertos en Nuevo León no serán permitidas por la pandemia, así lo informó el secretario de Salud Estatal, Manuel de la O Cavazos.

Tras presentar el avance de los indicadores del semáforo de salud estatal, el funcionario habló sobre la noche del 31 de octubre, y dijo que pedirá apoyo de las autoridades en seguridad para que no se lleve a cabo la clásica colecta de dulces.

El funcionario estatal manifestó que si bien, los niños no suelen verse muy afectados por el virus, si podrían contagiar a miembros de su familia y provocar un serio problema de salud, por lo que exhorta a permanecer en casa.

“Porque se contagian los niños, si bien a ellos no les da muy fuerte la enfermedad, si les puede dar a los adultos mayores o a los papás o a los tíos y tener un serio problema de salud“, añadió.

De la O había adelantado que la celebración de esta fecha no se realizaría, por el riesgo que esto podría llegar a suponer a la salud de los regiomontanos y esta semana, basándose principalmente en el aumento de hospitalizaciones, se decidió agregarla a la categoría de “actividades no permitidas” en la entidad.

Aunado a ello, la Secretaría de Salud en Nuevo León dio a conocer el avance en los indicadores del semáforo de salud estatal, y decidieron ´prohibir´ nuevas actividades para prevenir nuevos casos de Covid-19.

De la O Cavazos señaló que por el incremento en ocupación de camas en hospitales, y de te-rapia intensiva y la poca reducción de casos nuevos, las restricciones actuales se mantienen, pero agregando actividades.

Entre estas están los boliches, peleas de lucha libre y boxeo, prácticas de artes marciales, peregrinaciones,  kermeses, fiestas patronales y festejos de Halloween.

Además de los panteones, aunque estará vigente solo de 31 de octubre hasta el 3 de noviembre y solo se permitirán las inhumaciones con un máximo de acompañantes de 20 personas no vulnerables.

Los indicadores se mantienen de la misma manera, aunque con algunas variaciones, no cambia el color del semáforo, siendo cuatro verdes, dos amarillos, dos rojos y dos en color naranja.

Por ello, las autoridades sanitarias, basadas en el comportamiento de los indicadores, decidieron mantenerse firmes con las restricciones en actividades de Nuevo León.

Los negocios que permanecen abiertos, aunque con las restricciones ya mencionadas, con los centros comerciales; los restaurantes, que de 00:00 a 05:00 horas manejarán solo el servicio a domicilio; las iglesias; los hoteles, donde se mantendrán cerradas las albercas y salas de uso común.

Lo anterior, aunado a los parques públicos, privados y clubes deportivos, los cines; gimnasios SPAS, salas de tatuajes, museos, teatro, casinos, autocircos, exposiciones, congresos, salones de eventos, ligas deportivas, renta de quintas, cuatrimotos, ciclistas y celebraciones drive thru.

Por otro lado, siguen cerrados los bares, bi-llares, carreras de caballos, boliches, antros, albercas públicas, estadios de futbol, guarderías, clases presenciales, salones de fiestas infantiles, conciertos y festivales.

Es de mencionar, que previamente la autoridad estatal sumó a las prohibiciones por esta pandemia las caravanas vehiculares y ciclistas.

Según una publicación, en el Periódico Oficial del Estado del 19 de agosto, el Gobierno del Estado modificó y adicionó un párrafo en el numeral segundo del acuerdo 9/2020, el cual establece los cierres y prohibiciones de la industria del entretenimiento para agregar las caravanas vehiculares y las caravanas ciclistas.

A raíz de la pandemia, los ciudadanos hicieron de las caravanas vehiculares una tendencia para celebrar cumpleaños, Baby Showers, entre otras festividades. 

Además de realizar protestas bajo esta moda-lidad, como lo es el caso de maestros de la Universidad Tecnológica, y miembros del Frente Nacional Anti Andrés Manuel López Obrador (Frenaa). 

El secretario de Salud del Estado ya se había pronunciado sobre las caravanas vehiculares, de las cuales recomendó no hacerlas porque también formaba un foco de infección de este virus. 

“No es recomendable, sé que es una modalidad que se está utilizando en estas fechas y se bajan de los carros y se toman fotos. No es recomendable. 

“Ya habrá más tiempo para celebrar, espérense, aguanten, hay que resistir. Hay muchos cumpleaños por delante, por uno que no celebren no pasa nada”, dijo.