Mientras que varios países han debatido toda una carrera para lograr sacar vacunas anti Covid-19 a tiempo, los grandes olvidados han sido los países pobres quienes no cuentan con los recursos ni para desarrollar una vacuna o para adquirir una dosis, aunque de llegar esta estaría hasta el 2024 para ellos.

Esta ventaja de los paísesricos” sobre los “pobres” o de tercer mundo, podría dejar sin suministros a aquellos que no cuentan con las posibilidades de conseguirla por sus propios medios.

Un estudio del Centro de Innovación en Salud Global de la Universidad de Duke, en Carolina dell Norte, indica que países con altos ingresos y medios ya han comprado poco más de 3 mil 800 millones de dosis con posibilidad de aumentar a 5 millones.

Esto quiere decir que, las naciones con mas poder adquisitivo podrán vacunar en teoría a toda su población mientras que, miles de millones de personas quedarán relegadas sin posibilidad a una vacuna preventiva, al menos hasta el año 2024.

Los acuerdos de compra anticipada entre países y los fabricantes de medicamentos se vinculan directamente a una iniciativa hecha por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para distribuir vacunas de manera equitativa.

De hecho, hay expertos que advirtieron de un “nacionalismo de vacunas” que desde que comenzó la carrera de vacunas entre los países, por lo que se ha pedido un enfoque cooperativo para su uso y distribución.

Alrededor de 150 países se encuentran inscritos para participar en ‘Covd-19 Vaccines Global Access Facilities’ o ‘Covax’ que tiene como objetivo desarrollar y distribuir poco más de 2 mil millones de vacunas a finales del próximo año.

De acuerdo al plan, tanto los países desarrollados como los que no, juntan grandes cantidades de dinero para ofrecer a los fabricantes garantías de volumen para posibles vacunas.