Aeroméxico pidió autorización a la Corte del Distrito Sur de Nueva York, ya que planea despedir e indemnizar a mil 830 trabajadores sindicalizados y de confianza, para sumarse a los 766 sobrecargos que ya serán separados de su puesto.

Esto es parte del plan de reestructuración financiera de la empresa, y de concretarse el despido, Aeroméxico llegaría a 2 mil 596 recortes, cifra que aún no contempla el despido de pilotos.

La empresa presentó una serie de mociones ante la jueza Shalley Champan, donde pide que se le permita despedir a 855 empleados sindicalizados, para lo cual necesitaría 289 millones 118 mil 280 pesos (13 millones 800 mil dólares).

Con esto Aeroméxico asegura que reestructurará con éxito sus negocios, ya que conseguirá el tamaño adecuado de base de empleados para reflejar la realidad posterior a la pandemia de coronavirus Covid-19.

Entre los planes de despido está el liquidar a 975 trabajadores no afiliados a sindicatos, que costaría a la empresa 370 millones 825 mil 620 pesos (17 millones 700 mil pesos).

Aeroméxico tenía, al inicio de la reestructura financiera, 14 mil trabajadores en total, entre trabajadores del sindicato y de confianza. Con el recorte la compañía tendría un 18.5 por ciento menos de ocupantes de sus plazas de trabajo.

Aeroméxico plantea cerrar el año con 46 aviones menos en su flota, por lo que requiere ajustar la plantilla laboral con base en esto, para poder recobrar viabilidad financiera y recuperarse de la crisis financiera por la que pasa.

La pandemia de coronavirus golpeó fuertemente a la industria de la aviación de todo el mundo, no sólo a Aeroméxico. Los vuelos internacionales y domésticos se detuvieron o redujeron su frecuencia alrededor del mundo debido a las medidas de confinamiento que algunos países adoptaron, para contener los contagios de Covid – 19.