La NASA informó que ha restablecido comunicación con la sonda Voyager 2, lanzada al espacio hace 43 años y con la que perdió contacto en marzo pasado.

La nave espacial, que se encuentra a 11.6 mil millones de millas de la Tierra, quedó a la deriva en el espacio por siete meses, después de que la única antena de radio que puede controlarla se desconectara para que se llevaran a cabo reparaciones y una actualización de hardware.

A través de su portal en internet, la agencia espacial estadounidense dio a conocer que el pasado 29 de octubre, después de que los operadores de la misión enviaran una serie de comandos a la sonda mediante la antena terrestre de la Estación Espacial Profunda 43 (DSS43), se recibió una señal confirmando que Voyager 2 había recibido la “llamada” y ejecutado los comandos sin problemas.

DSS43 está ubicado en Canberra, Australia y es parte de una colección de antenas de radio alrededor del mundo que se combinan para comunicarse con naves espaciales que operan más allá de la Luna. 

Aunque la antena se desconectó, los operadores de la misión habían podido recibir actualizaciones de funcionamiento y datos científicos de la Voyager 2, pero no habían podido enviar comandos a la sonda.

Entre las actualizaciones a DSS43 se encuentran dos nuevos transmisores de radio. Uno de ellos, que se usa para hablar con la Voyager 2, no ha sido reemplazado en más de 47 años. 

Los ingenieros también han mejorado los equipos de calefacción y refrigeración, los equipos de suministro de energía y otros componentes electrónicos necesarios para hacer funcionar los nuevos transmisores.    

La NASA precisó que la llamada exitosa a la Voyager 2, que fue lanzada al espacio en agosto de 1977, es solo una indicación de que la antena volverá a estar en línea en febrero de 2021.