Ante la intención del Congreso Local de incrementar su presupuesto en un 6.4 por ciento, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón recordó ayer a los diputados locales que Nuevo León carece de recursos para ello.

En rueda de prensa, tras encabezar la instalación del Consejo Ciudadano por la Democracia y el Federalismo, señaló que participaciones federales e ingresos propios presentarán una caída considerable, y tampoco se está en condiciones de establecer nuevos impuestos.

Los rubos de Seguridad, Salud y Educación serán prioridad en el Presupuesto Estatal de Egresos 2021.

“No hay dinero que alcance porque no se pueden crecer los impuestos”, subrayó.

.”El tema del incremento (al Congreso local) tiene que ser en términos reales, pero ¿cómo le vamos a incrementar nosotros al contribuyente? Eso es algo que tendrá que ver Carlos (Garza, tesorero del Estado) con ellos”.

“No pretendemos ir a una confronta, sino más bien en un convencimiento, ellos tienen razón en el sentido de que las obligaciones que tienen que hacer financieras, sin embargo, nosotros vamos a llevarles la realidad, qué es lo que tenemos y cómo podemos compartirlo”, puntualizó.

Se prevé que se llegue a un común acuerdo entre ambas partes.

Incluso los alcaldes, indicó, tendrán pocos ingresos por concepto del impuesto predial y demás gravámenes, pues tanto empresas, como negocios y la población en general se encuentran en crisis económica.

Sobre todo aquellos giros que, a nueve meses, siguen cerrados por la pandemia.

“Estoy hablando que van a reducirse las participaciones y los ingresos, por darte un ejemplo, los municipios van a tener ingresos menores porque en enero y febrero muchos de ellos no van a tener para pagar el impuesto predial, hay muchas empresas y negocios que no han abierto”-

Por mayoría, el Congreso Local aprobó un alza de 6.49 por ciento, es decir, 24 millones de pesos que serán destinados al aumento de salario a trabajadores de sindicalizados y de confianza que se da cada tres años.