Los Tigres no se ausentan de una liguilla desde el Torneo Clausura 2014, última vez que estuvieron ausentes de ella, y cuentan ahora con un récord de varias jugadas de forma consecutiva aunque esto podrían perderlo en el presente Torneo Guardianes 2020. 

Sí, ahora con el nuevo formato de la Liga MX en el que solo califican de manera directa a la liguilla del futbol mexicano los primeros cuatro lugares de la temporada regular, situación que Tigres no logró tras culminar en la sexta posición, ahora los felinos jugarán el repechaje y ahí definirán si acceden a la Fiesta Grande del Futbol Mexicano o se quedan en la orilla. 

Quedarse en la orilla significaría que perdieran ese juego con el Toluca de Carlos Adrián Morales, rival que enfrentarán en la propia repesca y con el cual se definirán en 90 minutos (y en penales si es necesario) el acceso a la siguiente ronda del torneo. 

De quedar eliminados con el Toluca, Tigres le diría adiós a la seguidilla de liguillas jugadas que iniciaron en el Torneo Apertura 2014, en donde comenzaron con esta positiva racha de calificar a la ronda importante dentro del certamen mexicano. 

Desde entonces, desde ese Torneo Apertura 2014, han jugado 11 liguillas y en todas ellas han sido protagonistas, ya que desde el Apertura 2014 han sido campeones en un total de cuatro ocasiones tras seis finales disputadas. 

Ahora todo esto está en riesgo si pierden en el repechaje con el Toluca, situación que es altamente probable de suceder en el contexto en el que ahora están metidos los propios felinos, quienes están obligados al triunfo sobre el cuadro choricero para sumar su décimo segunda liguilla jugada de forma consecutiva, aspecto que sería difícil de que lograra suceder si se hace enfasis en qué los felinos no cerraron de la mejor forma en el Torneo Guardianes 2020.