En España nuevamente, una obra de arte está dispuesta a dejar en el olvido al Ecce Homo, que una aficionada a la pintura destruyó en su intento por darle una mejor apariencia.

La nueva pieza víctima de una restauración fallida es la estatua de una mujer sonriente, que adorna la fachada de un edificio de oficinas ubicado en la histórica Calle Mayor de la ciudad de Palencia, la cual había perdido la cabeza y en el intento por repararla, quedó desfigurada.

El artista local Antonio Capel fue quien descubrió al ahora conocido como ‘Ecce Homo’ de Palencia, y no perdió la oportunidad de exponerlo en su cuenta de Facebook, donde publicó algunas fotos del antes y el después de la estatua, contando la historia del desastre:“Las fotos están un poco borrosas, de todas maneras se aprecia la pifia perfectamente. Esta cabeza se cayó de uno de los edificios emblemáticos de Palencia. Palencia cuna de artistas. Pues alguien ha hecho esta obra maestra, el nuevo “Cristo” de Borja, esto es por estar hecho un Cristo, y seguro que ha cobrado por ello”Antonio Capel, artista local

Capel no ocultó su molestia por la restauración fallida, pero más allá de culpar al autor, dirigió sus reclamos a quien decidió que la estatua se quedara con el rostro de un “dibujo animado”:“Pero más delito tiene la persona que lo ha encargado y se ha quedado tan ancha. Parece un personaje de dibujos animados”Antonio Capel, artista local. Las fotos están un poco borrosas, de todas maneras se aprecia la pícia perfectamente. Esta cabeza se cayó de uno de los…

En entrevista con CNN, Capel, cuyo estudio se ubica al otro lado de la calle donde se ubica la estatua, dijo que no ha podido averiguar quién realizó el trabajo o quién lo encargó, pero, según comento a la agencia AP, la restauración tendría muchos años:“Esto debe estar hecho desde hace 10 años, por lo menos, ¡y nos hemos enterado ahora!”

La publicación de Capel generó decenas de reacciones que también criticaron la restauración y expresaron su enfado por el resultado.