Protestas a favor y en contra recibieron al presidente Andrés Manuel López Obrador, quién arrancó ayer una gira de trabajo de dos días por Nuevo León.

En el municipio de Sabinas Hidalgo, a las afueras del cuartel de la Guardia Nacional, el cual fue  inaugurado por el mandatario federal, se enfrentan a gritos y empujones integrantes del Frente Nacional Anti-Amlo (FRENA) y simpatizantes del morenista.

Lo que sería una manifestación pacífica, se convirtió en un caos tras el aterrizaje en un predio aledaño de un helicóptero de la Fuera Aérea Mexicana en el que arribó el tabasqueño.

Con pancartas y banderas, los inconformes se abalanzaron al paso de camionetas oficiales, y las persiguieron por unos 100 metros en busca de increparlo. 

“Fuera López, fuera López”, gritan al unísonoro.

“Fuera el dictador, mentiroso, dictador, en Nuevo León no te queremos”

En su intento por ingresar a las instalaciones, fueron bloqueados por servidores de la nación y presuntos vecinos del municipio que le dan la bienvenida al presidente.

“Es un honor estar con Obrador, es un honor estar con Obrador”, repetían los ahí presentes.

Escenario que detonó conatos de pelea.

Medidas como la sana distancia y el uso de cubrebocas, fueron olvidadas por la mayoría de ellos.

Los manifestantes permanecieron en el lugar, contenidos por una valla metálica, hasta el término del evento.

Por más de dos horas, externaron su inconformidad contra el actual gobierno federal.

“No queremos ser Venezuela ni Cuba”.