Con una inversión de 30 millones de pesos, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, puso en marcha la operación de la base de la Guardia Nacional, en Sabinas Hidalgo. 

Durante la inauguración, López Obrador, estuvo acompañado por Jaime Rodríguez Calderón, Gobernador de Nuevo León; Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación; y Luis Crescencio Sandoval, Secretario de la Defensa Nacional.

Previo a cortar el listón inaugural y tras realizar un recorrido, destacó que fue el combate a la corrupción por parte su gobierno, lo que logró que el edificio sea en una realidad por un costo menor y un tiempo récord.

“Este cuartel, 25, 30 millones de pesos; si se hace con los métodos de corrupción que predominaban, ¿cuánto cobrarían por el cuartel?, mínimo 100 millones, o sea, que nosotros hacemos cuatro cuarteles y antes se hacía uno, alcanzaba para uno, y eso si lo terminaban”.

“¿En cuánto tiempo se terminó este cuartel? En meses, y eso tenemos que agradecerlo mucho a los ingenieros militares”, puntualizó.

Al respecto, el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, agradeció al cuerpo de ingenieros de Sedena por la construcción de cuarteles y señaló que la entidad contará con cinco más: en Anáhuac, Galeana, Linares, Guadalupe y General Escobedo. 

En Nuevo León, resaltó, dos mil 291 elementos protegen a la población.

Se estima que al menos siete de cada diez mexicanos confían en este cuerpo de seguridad.

“Quiero aprovechar la oportunidad para invitar a las y los jóvenes de este municipio y de esta región del país que tengan vocación de servicio a sumarse a este gran proyecto de transformación de la seguridad pública”.

“En la Guardia Nacional encontrarán oportunidades de ascenso, capacitación continua, prestaciones y salarios dignos, además de la oportunidad de brindar seguridad a las familias mexicanas”, agregó.

En un terreno de 5 mil 87 metros cuadrados, donado en comodato por el municipio, las instalaciones constan de habitaciones con 61 literas para dar alojamiento a 120 elementos.

Además de tres armeros con capacidad para 50 armas, comedor con cocina equipada y cuarto de curaciones, salones para comandancia y comunicaciones, sala de juntas, oficinas administrativas, así como aulas de capacitación para continuar la profesionalización del personal castrense.

Cámaras de videovigilancia, sistema de protección contra recargas atmosféricas. lavandería, almacenes, cancelería e iluminación led para el ahorro de energía.

Rodríguez Calderón recordó que años atrás la zona fue invadida por el crimen organizado; sin embargo, hoy, cuenta con seguridad.

“Esta zona, señor presidente, en el pasado fue invadida por la maldad y la violencia. La delincuencia encontró en este pueblo la posibilidad de la habitación y de la convivencia. El cártel de Los Zetas y su lucha con el cártel de El Golfo en esta zona se dio por mucho tiempo”.

“Gracias al Ejército, gracias a la Marina y gracias también a las decisiones del gobierno en el año 2009, 2010, 2011 y 2012, hoy es seguro, la coordinación nos hizo a todos poner manos a la obra. Por eso estamos muy contentos que hoy se instale esta zona, en esta zona la Guardia Nacional“, añadió.