Con la creación de una franquicia enfocada en producir diseños de ropa innovadores y amigables para el medio ambiente y que además beneficien la economía de amas de casa, Raúl Castañeda, estudiante del Tec, busca brindar herramientas para que las mujeres emprendan de una forma amigable con el medioambiente.

El proyecto es hacer una marca que sea producida por mujeres mediante “fair-trade”, incentivando que sean bien pagadas a través de la fabricación de diseños con telas sustentables.

“Está enfocado en una franquicia para que las mujeres puedan trabajar desde su casa y generar un ingreso adicional y, además, todo a través de un financiamiento”, dijo el alumno de segundo semestre en el área de Negocios.

Con habilidades adquiridas por medio de la empresa de su familia enfocada en la maquilación de ropa, Raúl buscó aportar al empoderamiento de las mujeres, y al mismo tiempo, crear conciencia del uso sustentable de la ropa.

“Lo que me gustaría con mi proyecto es generar conciencia sobre las mujeres. Poder empoderar a mujeres a que puedan trabajar al mismo tiempo que tienen que cumplir con sus labores con sus hijos. Y, que puedan tener sustentabilidad dentro de su casa. Yo creo que esa es la lección más grande de la pandemia, que te puedes quedar en tu casa y aun así ser productivo.”

El alumno señaló que por medio de estudios detectó un modelo de negocios en un banco asiático el cuál tomó como referencia para desarrollar su proyecto que actualmente se encuentra en etapa de prototipo: “A través de los talleres de la beca encontré un modelo de un banco en Bangladesh, que le dan créditos a mujeres para empezar sus negocios. Ese es el modelo que queremos tomar”.