La prolongada sequía que desde hace meses azota a los municipios del sur del estado continúa haciendo estragos ahora le tocó el turno al municipio de Aramberri. Pobladores de la comunidad El Rodeo pidieron ayuda de carácter urgente ya están pagando caro la carencia del agua.

Los habitantes en estos días tienen que estar al pendiente de su ganado, cuando baja a beber agua a los aljibes, porque muchos quedan atrapados en el lodo y tiene que apoyarlos para que salgan, porque si no mueren por esta situación.

Es ya muy notable la falta del vital líquido, y el temor es que hasta las familias lleguen a quedarse sin agua, por lo cual pidieron se difunda la situación que están viviendo. Hicieron un llamado al Gobierno, para que los tome en cuenta, ya que no quieren padecer lo que ya están viviendo en varios ejidos de Doctor Arroyo.

“La estamos pasando muy mal aquí en el ejido. Ya no hay agua en los pozos, las lagunas y los arroyos, sólo encontramos lodo y los animales se meten desesperados, pero no encuentran nada”, dijo Altagracia Treviño, de aquella comunidad.

Hace unos días, el Comité de Contingencias Hidrometeorológicas informó que solicitará la declaratoria de emergencia por la sequía que afecta a Nuevo León. El gobierno del estado señaló que el Comité, conformado por dependencias estatales y federales, determinó que la entidad se encuentra en una situación crítica. Se contempla solicitar la declaratoria para 48 municipios, aunque los 51 que conforman a la entidad presentan diversos grados de sequía, de acuerdo a la Conagua.

Sin embargo, los afectados señalaron que esto se llevará tiempo, y lo que ellos necesitan son acciones de manera inmediata. Los comunitarios se han tenido que coordinar para llevar agua en sus camionetas a los ejidos más necesitados y llenar los tambos con el vital líquido tal y como ocurrió en la Concepción, en el municipio de Doctor Arroyo.