Para celebrar los XV años de una joven, una familia de Argentina organizó una fiesta, donde tiempo después su madre y siete tíos murieron tras contagiarse por Covid-19.

Los hechos sucedieron en la localidad de Coronel Moldes, Salta, Argentina, cuando después de una fiesta de XV años algunos de sus invitados murieron al contagiarse de Covid-19.

La madre de la joven de 15 años así como los otros siete invitados que murieron por Covid-19, rondaban entre los 65 y 80 años de edad.

De acuerdo con declaraciones por parte del médico que atendió a la familia, las muertes comenzaron a suscitarse dos semanas después de realizarse la fiesta de XV años.

Algunos medios locales de Argentina, aseguran que tras realizarse la fiesta de XV años, la primera en resultar infectada por Covid-19 fue la madre.

Posteriormente, los tíos comenzaron a tener síntomas similares al Covid-19, por lo que tuvieron que ser internados en terapia intensiva.

Ninguno de los fallecidos en la celebración habían recibido la vacuna contra Covid-19

Los médicos de la localidad de Argentina que atendieron a la familia contagiada de Covid-19, reportaron que ninguno de los fallecidos en la celebración habían recibido la vacuna.

El presidente municipal de Coronel Moldes, Omar Carrasco, manifestó que dicha fiesta realiza en Argentina no es la primera reunión clandestina que se ha detectado en la localidad.

Pues hasta el momento el Ministerio de Seguridad ha detectado 42 fiestas clandestinas realizadas en un fin de semana.

Pese a las sanciones de multas de hasta 135 mil pesos argentinos (alrededor de 28 mil pesos mexicanos), anunciadas por el gobierno de Argentina, se han detectado:

  • 121 fiestas clandestinas durante el mes de abril.
  • 419 fiestas clandestinas en la provincia de Argentina.

El territorio provincial de Argentina se encuentra bajo un protocolo de sanidad por Covid-19 que restringe la circulación de las personas en determinados horarios.

Al tiempo que también prohíbe las reuniones sociales multitudinarias en la provincia de Argentina.

Foto de Maurício Mascaro en Pexels