El gobierno interino de Haití solicitó a EU que envíe tropas para proteger sitios estratégicos y puedan preparar unos comicios tras el asesinato del presidente  

El gobierno interino de Haití informó este viernes que le pidió a Estados Unidos que envíe tropas para proteger instalaciones cruciales de infraestructura mientras intenta estabilizar el país y preparar unos comicios tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

“Definitivamente necesitamos auxilio y le hemos pedido a nuestros socios internacionales que nos ayuden”, le dijo el primer ministro interino Claude Joseph a The Associated Press en una entrevista.

“Creemos que nuestros socios pueden apoyar a la policía nacional a resolver la situación”, agregó.

Joseph dijo que se sintió consternado porque algunos opositores han intentado aprovechar el homicidio de Moise para hacerse de poder político, una referencia indirecta a un grupo de legisladores que han declarado su lealtad a Joseph Lambert, presidente del desmantelado Senado de Haití, y lo han reconocido como presidente provisional, y a Ariel Henry, a quien Moïse designó como primer ministro un día antes de ser asesinado.

“No estoy interesado en una lucha por el poder”, dijo Joseph en la breve entrevista telefónica, sin mencionar a Lambert por su nombre.

“Sólo hay una forma en que la gente puede convertirse en presidente de Haití. Y eso es a través de elecciones”, sentenció el primer ministro interino de Haití.

El general Jorge Luis Vargas Valencia, director general de la Policía Nacional de Colombia, dijo que los colombianos implicados en el asesinato de Jovenel Moïse fueron reclutados por cuatro compañías y viajaron a la nación caribeña en dos grupos a través de la República Dominicana.

Hasta el momento han detenido a 17 sospechosos

El jefe de la Policía Nacional haitiana, León Charles, dijo que 17 sospechosos han sido detenidos con relación al homicidio de Moïse, el cual sacudió a un país que ya se duele de la pobreza, la violencia y la inestabilidad política.

“Otros ocho sospechosos siguen prófugos”, señaló Charles.

Complot internacional

La investigación sobre el asesinato ha dejado ver un complejo complot internacional, además de los colombianos, entre los detenidos por la policía están dos haitiano-estadounidenses, que se dijo fungían como traductores para los atacantes.

Algunos de los sospechosos fueron detenidos en un operativo en la embajada de Taiwán, donde se cree que solicitaron refugio.