Una toma clandestina provocó tres explosiones en el municipio de San Pablo Xochimehuacán, en Puebla. Hasta ahora una persona perdió la vida y 11 más resultaron heridas. Alrededor de 2 mil residentes de la zona fueron desalojados.

Esta madrugada ocurrieron tres explosiones en un predio ubicado en el municipio de San Pablo Xochimehuacán, en Puebla, a causa de una toma clandestina. El siniestro provocó la muerte de una persona y dejó 11 heridas; de las cuales siete son adultos y cuatro menores de edad. Hay cinco personas que tienen quemaduras graves y tres están intubadas, de acuerdo con el secretario de Salud de la entidad, José Antonio Martínez García.

Los heridos fueron trasladados al Hospital General del Norte y el Hospital del Niño Poblano (HNP). Además, el gobierno de Puebla informó que alrededor de 350 efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) participan en las tareas de auxilio y mitigación del fuego.

La Coordinación General de Protección Civil de la entidad fue alertada por una fuga de gas a las 2:00 horas aproximadamente en Avenida Gasoducto, esquina con Avenida Ferrocarril de la Junta Auxiliar de San Pablo Xochimehuacán. Por lo que al lugar se trasladaron algunos de sus integrantes, bomberos; así como personal de Petróleos Mexicanos (Pemex), de la Sedena y de la Policía Municipal.

Antes de la explosión, personal de Protección Civil evacuó a 2 mil residentes que vivían en un radio de 1 kilómetro. El gobernador, Miguel Barbosa, detalló en conferencia de prensa que si no hubieran desalojado a los habitantes habría ocurrido una tragedia.

Gobierno de Puebla indemnizará a víctimas

Asimismo, señaló que no habrá impunidad para los responsables y que notificó al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre los hechos; igual que al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y al director general de Pemex, Octavio Romero. En el predio encontraron un camión y varios cilindros.

El jefe del Ejecutivo lamentó que la muerte de una persona y que haya personas heridas. A través de su cuenta de Twitter dijo que 1 mil 396 elementos de Protección Civil se movilizaron y resaltó que las familias desaolojadas estarán a salvo.

Barbosa destacó que Pemex hará un dictamen y evaluación de lo ocurrido. También comentó que las labores continúan porque aún se mantiene cierto nivel de presión. El gobierno estatal va a indemnizar a las familias, a los lesionados y que hará cargo de sus gastos médicos y de la rehabilitación de sus hogares.