Mariana Moguel y Francisco Robles, hija y hermano de Rosario Robles, respectivamente, anunciaron en una conferencia de prensa efectuada en su casa el inicio de una campaña que busca la “inmediata libertad” de la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, quien ha sido implicada por la Fiscalía General de la República en el escándalo de desvío de recursos conocido como “La Estafa Maestra”.

Cabe recordar que Robles Berlanga se encuentra en este momento en prisión preventiva justificada debido a que en varias ocasiones ha mentido a la autoridad judicial sobre el domicilio donde podría ser ubicada en caso de concederle la libertad causional, por lo que el juez de la causa la considera en riesgo inminente de fuga.

Pero, durante la citada conferencia de prensa, el hermano de la imputada, Francisco Robles, afirmó que su objetivo es conseguir su completa absolución: “Nosotros como familia no estamos buscando ya el cambio de la medida cautelar, no estamos buscando que Rosario pueda seguir su proceso en libertad en su casa en una prisión domiciliaria, estamos buscando la inmediata libertad de María del Rosario Robles Berlanga, y ese va a ser uno de los aspectos centrales de nuestra lucha”.

Para lograr su objetivo, hija y hermano de la indiciada planean un ayuno de diez días, jornadas de oración y meditación, misas por el Estado de Derecho, una marcha de 36 horas alrededor del Zócalo y un plantón en la glorieta de la Palma, sobre Paseo de la Reforma, acciones con las que pretenden presionar a las autoridades para que dejen en libertad a la exfuncionaria.

Y Francisco Robles insiste: “vamos a estar insistiendo en su absolución lisa y llana, en su libertad absoluta e irrestricta, eso tienen que tener muy claro. Una cosa son los procesos legales y otra cosa es por lo que vamos a luchar como familia, y en ese sentido nosotros vamos a luchar por su inmediata libertad y su reconocía el reconocimiento de su inocencia”.

Por su parte, Mariana Moguel dijo una vez más que su madre no se acogerá a la figura de oportunidad, pues “mi madre no es un circo, mi madre no se va a prestar a narrativas alejadas de la verdad y de la justicia a narrativas de la mentira a las mentiras de pisar al otro para poder tener beneficios o privilegios”.