El presidente de México aseguró que el mandatario de Perú le solicitó su apoyo ante la propuesta de remoción cuando apenas comenzaba su gobierno.

En conferencia matutina, el presidente López Obrador dio a conocer que el mandatario de Perú le pidió su ayuda para enfrentar los ataques opositores.

López Obrador dijo que cuando comenzaba el gobierno de Castillo, los opositores solicitaron su remoción mediante el congreso.

Acusó que el neoliberalismo creó una institucionalidad para controlar a líderes populares, permitiendo que los congresos puedan impulsar propuestas de remoción.

«Tenemos que ayudar a los pueblos hermanos, no sólo apoyar a un presidente surgido de un movimiento popular, que es un dirigente que orgullosamente nace en la zona serrana» dijo el mandatario.

Más tarde, explicó que en Perú conocen a los «fifís» como «pitucos», según palabras del presidente Pedro Castillo.

Finalmente, López Obrador mencionó que el mejor presidente de México, Benito Juárez, era un indígena zapoteco que también padeció de racismo.