Por Jorge Barrientos

@jorgebarrivivas

“¡No tienes ningún derecho a pedirle a un periodista que revele sus emolumentos y que diga quién lo patrocina!”, exclamó indignado Rafael Loret de Mola, periodista y padre de Carlos del mismo apellido, reclamando al presidente Andrés Manuel López Obrador por haber exhibido las ganancias que obtuvo su hijo tan solo el año pasado y de paso, en su virulento ataque, exhibir que su hijo es patrocinado para golpetear. Y es que es obvio que como padre salga a defender a su hijo, máxime si con eso busca expiar viejas culpas familiares.

Pero se le olvida al señor Loret, o hace como que no sabe, que su hijo no es un inocente “mensajero”, su hijo desde hace años pertenece a un grupo que por medio del control de los medios ha impuesto en México desde reporteros hasta presidentes.

Loret de Mola es solo un representante de todo un grupo que busca a toda costa retomar el poder en México, la oligarquía mexicana está desesperada viendo cómo pierde áreas de control cada día y por lo mismo no cesa en su golpeteo contra el presidente sino que va más allá, ya en una columna anterior escribí que los golpistas podrían llegar al grado de asesinar periodistas como estrategia para golpear al gobierno de la 4T.

En Brasil, la oligarquía apoyada en su aparato de medios logró encarcelar a Lula Da Silva a base de ‘fake news’ sin importarle un carajo romper con el equilibrio social de aquel país, y es precisamente a lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador acaba de asestar un golpe, en un país con medios a modo y con una población acostumbrada a ver las cosas “por encimita” todos salieron a linchar al presidente por exhibir al periodista, sin analizar que el tema va más allá de lo señalado.

La estrategia es desenmascarar todo un sistema con recursos millonarios que no escatima a la hora de buscar retomar el poder y para quien el fin justifica los medios.

Esta vez hasta “chairos” y obradoristas de ocasión cayeron en la manipulación de los medios pues hicieron eco de las acusaciones de la oposición contra AMLO. Esos mismos obradoristas que no hace mucho le pedían que tuviera mano dura contra los golpistas pues corre el riesgo de que le pase lo mismo que a Lula en Brasil, y como prueba de lo mismo bastan la palabras del mismo padre de Loret de Mola que dice:

“¡Ah! Te recuerdo una cosa, al término de tu mandato… voy a seguir siendo periodista, igual que mi hijo Carlos, y tú no vas a ser presidente”

Y a los extraterrestres, primero investiguen, después opinan.