La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) detectó está semana que habría niños violentados al interior del Sistema DIF del Estado, esto tras seguir de oficio las investigaciones de la muerte del menor Ángel Moreno, recién ventilado de manera pública.

La titular de la CEDH Olga Susana Méndez Arellano dio a conocer que investigaron ayer de manera física y presencial las instalaciones del DIF por este caso y resultó que habría problemas en la guardia y custodia de menores, donde infantes refirieron que un ex empleado los agredía para corregir sus actos.

Este sujeto sigue siendo investigado pese a ser despedido del DIF pero se indaga que no haya más casos similares.

A decir de la ombudsman local también colaboran con la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León, el Gobierno local y demás entes para esclarecer la muerte de Ángel Moreno.

Entre los datos que indagan es saber su estatus médico, el ¿Por qué se cremó? Y ¿si hubo o no autopsia?

Además de que buscaría la CEDH la intervención de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico para saber todo el récord clínico del menor occiso y se actuó conforme a la Ley.

Olga Susana Méndez Arellano, presidente del organismo, informó que: «Se detectó está semana que hay más niños aparentemente padecen de maltrato o se hallan en condiciones que afectan su desarrollo».

«Ya se solicitó diversa información a los funcionarios del DIF estatal sobre las causales y consecuencias en torno a la muerte del menor (Ángel Moreno)», dijo.

Por ello Méndez Arellano dio a conocer que: «Se acudió de manera presencial a las instalaciones del DIF por este caso y resultó que habría problemas en la guardia y custodia de menores, donde infantes refirieron que un ex empleado los agredía para corregir sus actos».

«Este sujeto sigue siendo investigado pese a ya haber sido despedido», así es que se continúan las indagatorias para que no haya más casos similares.